Dreams, una aventura pictórica

Dreams, una aventura pictórica

Etiquetas: 
Plásticos, Cienfuegos, exposición
  • Dreams de Irving Torres está compuesta por 24 piezas. Foto de la autora
    Dreams de Irving Torres está compuesta por 24 piezas. Foto de la autora

La agresividad del rostro de Elizabet contrasta con el carácter introspectivo del cuadro de Alesia. En total, son 24 las piezas que reúne la última muestra personal de Irving Torres Barroso en la galería Boulevard de Cienfuegos. Bajo el título de Dreams, Torres Barroso documenta y por lo tanto, saca del anonimato la sicología de esas mujeres que han sido violentadas psíquica y físicamente. Sus recursos: la pintura de esmalte, óleo y lienzo, que nuevamente marcan y ponen en evidencia la fuerza de su poética, la línea ascendente de su trabajo artístico.

El tema Retorno a la inocencia, del grupo Enigma abrió la jornada, a modo de performance, haciéndolo coincidir con registros de la violencia ejercida sobre las mujeres en diferentes partes del mundo. Un hecho que nos recuerda, el carácter no localista de su trabajo y mensaje. Su postura de protesta, no obvia su horizonte físico, pero al mismo tiempo, lo transgrede al ser esta una problemática universal. Después las luces hicieron posible el juego de color, para culminar en un proceso donde las obras fueron disfrutadas con la tradicional luz blanca.

Vuelven en esta exposición el rojo, verde, negro y naranja —colores habituales de su paleta— a aflorar en la tela con el fin de provocar una reacción y generar una empatía sobre un tema social: la necesidad del cese a la violencia sobre la mujer.

El retrato, género por excelencia cuando de documentar se trata, patentiza no solo las características físicas, sino también las sicológicas, desde la cólera, resignación o el temor que experimentan estas mujeres. Pareciera que en pleno siglo XXI, cuando se ha hablado tanto del tema no fuera necesario hacer un análisis serio desde el arte. Sin embargo, en cualquier esquina o al interior de un hogar se detecta la violencia física o sicológica.

Dreams, al tiempo que expone un problema, crea un espacio simbólico de apoyo para explorar un poco esa zona de silencio. Con curaduría de Maryurí R. Vázquez se aprecian varios conjuntos dentro de la museografía que son muy acertados, debido a la escala y formatos, distribuidos acertadamente en el espacio.

Como afirmara la destacada periodista Ana Llerena en sus palabras al catálogo: Irving Torres es "un hacedor de sueños e imágenes". Palabras escritas por Llerena con toda razón, ya que esa es la principal arma de los artistas, convertir sus ideas en metáforas visuales, retarnos en cada ejercicio pictórico y, a fin de cuentas, movilizar. Por esta vez Dreams se circunscribe a la Perla del Sur, pero en breves meses podrá ser disfrutada en La Habana en el Museo de la Revolución. Hasta entonces Irving se mantendrá planeando nuevas estrategias para conectar con el público ¡Enhorabuena!