El arte de la dirección escénica: Una aproximación a través de la fotografía

El arte de la dirección escénica: Una aproximación a través de la fotografía

Etiquetas: 
Plásticos, Teatro El Público, Carlos Díaz, Teatro Trianón, Las amargas lágrimas de Petra Von Kant
  • Instantánea de la exitosa obra Las amargas lágrimas de Petra Von Kant.
    Instantánea de la exitosa obra Las amargas lágrimas de Petra Von Kant.

Las amargas lágrimas de Petra Von Kant es uno de los espectáculos más celebrados de Teatro El Público, insertado en unas de las semanas de teatro Alemán; regresa nuevamente, pero en esta ocasión es asumido desde la fotografía por el artista Xavier Carvajal, mediante la exposición personal Sedimentos en el lobby del Teatro Trianón, que va a convertirse en documento histórico sobre la trayectoria del maestro Carlos Díaz.

Paralelamente, Cuba, La isla de los títeres , del mismo creador se encuentra abierta al público en el salón principal de la sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba, ubicado en el Vedado, la cual es una reverencia al arte titiritero cubano. Ambas exposiciones fueron inauguradas en el contexto del 16 Festival de Teatro de La Habana y aún continúan en cartelera.

En un primer momento haremos énfasis en una de las obras donde aparece en escena el notable actor Fernando Echevarría. Llama la atención del receptor la particular combinación de luces y sombras, lo cual propicia un impacto visual, que se complementa con la equilibrada disposición interna de los objetos en el espacio. Existe unidad entre los elementos de la composición, gracias a la relación de las líneas en el espacio tiempo.

En segundo lugar, Caperucita, de Teatro Guiñol, mediante el empleo de un plano general de la puesta en escena, nos adentramos en la dinámica de los personajes (protagonista y antagonista) por medio de las acciones dramáticas. El manejo del color como lenguaje plástico, enriquece el discurso visual para matizar la realidad estética.

Dos teatralidades completamente diferentes, confluyen en la poética visual de Xavier Carvajal, donde la intensidad de los procesos psicológicos y su capacidad para expresarlos traduce los estados de anímicos experimentados por él. Es un libre despliegue de las imágenes y sus combinaciones que determina la transrealidad del objeto poético y establece relaciones de afinidad entre fantasía poética y ciertos estados psíquicos que han sido una vez más, estudiados con la poesía.

Indudablemente, en esta muestra se pueden reconocer dos valores fundamentales: uno es el valor de significado que radica principalmente en el carácter ficcional de la obra de arte , y por otra parte, el valor formal que se relaciona mayormente con el lenguaje estético, utilizado la transmisión del mensaje visual.