El atractivo de un selfie

El atractivo de un selfie

Etiquetas: 
Plásticos, fotografías, selfie, Internet, AHS, Madrigazo
  • Inauguración de la exposición.
    Inauguración de la exposición.
  • Inauguración de la exposición.
    Inauguración de la exposición.

 ¡Anda y ven!, posa para una fotografía y luego cuélgala en la más reciente exposición de la AHS Me, myself and I ubicada en Infanta y Jesús Peregrino que durará hasta el 15 de enero. Es el reto que propone la muestra como parte de las actividades del evento cultural el Madrigazo, en el cual temas como la hipermedia, los ambientes digitales y un poco rap mezclado con música electrónica, han sido el plato fuerte de las actividades.

El fenómeno de las instantáneas, con el surgimiento de los celulares, han simplificado de tal forma la faena que cualquiera con un dispositivo móvil puede realizar la más bella, sensible y humana foto. Una manera. Ya no hace falta —a no ser en una ocasión especial— aquel fotógrafo que hacia maravillas del oficio y nos “regalaba” sus imágenes, aunque a veces la profesionalidad se hace sentir en varios ambientes, pues como dijera el Apóstol “Se ha de hacer despacio lo que ha de durar mucho”. La entrega, el conocimiento y la experiencia de la práctica también cumplen sus funciones en estos menesteres.

Con el avance de la tecnología y la adicción a las redes sociales y al Internet en general, las fotografías adquieren trascendencia. Ya no se concibe algún producto que no lleve consigo una imagen; bien se pudiera decir que estamos en la “era visual”, entonces las instantáneas van y vienen y con ello la maravilla del selfie —motivo principal de la exposición— donde eres tú el protagonista de la historia. Decides el dónde, cuándo, cómo y con quién. Representas y te adueñas de escenarios, dominas sentimientos y el constante ir y venir del flash.

Pueden ser mil o solamente una, pero de si algo se está seguro es que eres el dueño de un contexto. Solo importas tú —si estás solo— o quien te acompañe, pueden ser amigos, tu pareja o familia y el resultado es un verdadero testimonio.

Ya no hay que esperar el momento oportuno, ahora, cualquier circunstancia es la indicada y así comienza otro fenómeno que consiste en “posar”, para después subir el retrato a cualquiera de las cuentas de Internet. Ahora se disfruta del paseo tanto como antes, las risas de seguro no faltan, pero siempre se piensa en que “esto” tengo que colgarlo en mi twitter o mi facebook y de esta manera se suman a todos los escenarios la maravilla de la fotografía. No se piensa un paseo sin que salga una imagen a relucir.

El mundo se vuelve cada vez más digital, esto constituye un tópico profundo a debatir, pues el análisis de los pros y los contras es necesario que se conozcan y se reflexione profundamente acerca de ello, mas aquí la cuestión es advertir la perspectiva renovadora del selfie.

Si estás cerca de la AHS provincial, no seas tímido, entra y deja un buen recuerdo. El muro de Me, myself and I te espera y de seguro tu foto va a quedar genial.