El diseño como fenómeno de percepción visual

El diseño como fenómeno de percepción visual

Etiquetas: 
Plásticos, diseño gráfico, Festival del Cartel en La Habana, Museo Nacional de Bellas Artes
  • Ciclo de conferencias en la segunda edición del Festival del Cartel de La Habana.
    Ciclo de conferencias en la segunda edición del Festival del Cartel de La Habana.

El diseño es reflejo de las relaciones humanas. Este fue uno de los puntos neurálgicos que abordó el ciclo de conferencias, en el Museo Nacional de Bellas Artes, de la segunda edición del Festival del Cartel en La Habana, donde destacados profesores y diseñadores gráficos comentaron sobre su trabajo y experiencias personales.

Esta manifestación de arte, en muchas ocasiones no considerada como tal, contiene en su esencia la subjetividad humana. Es un oficio que permite observar a profundidad las relaciones individuo-sociedad, pues en cada creación existe una idea, un contexto, una palabra que muestra la necesidad primera del hombre: comunicarse. A través de señales, colores, letras o dibujos se ratifica el hecho de expresar mediante el lenguaje no verbal como se percibe el yo interno y la sociedad misma.

Claudio Corrales, profesor de la Universidad de Costa Rica y diseñador gráfico, en su ponencia Diseñar es como masticar chile hizo referencia a la similitud entre estos dos actos, pues para ambos es necesario utilizar los cinco sentidos. Enfatizo en el primero: este proceso surge a partir de una idea que vendría siendo el olfato, esa percepción que existe cuando hay en mente “una buena cosecha”, y mientras más se fabrica y se le da forma al pensamiento original, mejor serán los resultados. La creación por sí sola habla, dice a su autor, a través de la intuición cómo podría hacerse mejor. Esto sería la audición. El tacto y la vista nacen a partir del proceso de fabricación cuando se interactúa con la pieza, mientras que el gusto aparece cuando saboreas el resultado final. Así lo declara Claudio Corrales: “para tener buenas ideas hay que experimentar con los sentidos”, quien también hizo referencia, según su opinión a los diferentes diseñadores.

Según Corrales existen tres tipos de profesionales en esta esfera: los que solo mascan chile, el cual sería el diseñador con solamente una idea, sin obtener provecho alguno de ella; después se ubicaría el que estira la goma de mascar reflejando, en esta conducta, al diseñador egocentrista, que presume de su obra, y por último se encuentran los que explotan la bomba. Son aquellos que generan nuevas ideas al crear productos que se convierten en todo un boom. Corrales también enfatizó sobre la importancia de la práctica, pues mientras más se realicen proyectos, mayor conocimientose adquiere. La praxis es el secreto del éxito. Así lo demuestra la historia de vida de cinco destacados diseñadores que en sus inicios fueron rechazados, pero su constancia fue el halo conductor de sus victorias. Ellos son Stepan Sagmeister, Paula Scher, David Carson y Shepard Fairey. En el caso particular del ponente, los aparentes fracasos también se convirtieron en contundentes triunfos: “el fracaso me obliga a mejorar”, declaró.

Por último el profesor y diseñador chileno, con una vasta trayectoria en su país, José Korn Bruzzone realizó un bosquejo de su libro El lenguaje del diseño gráfico, un texto fundamentalmente para estudiantes, donde se recogen, junto con otros tópicos, los principales elementos de esta área: el contexto, la enseñanza, el proceso de creación, la percepción visual, la teoría, la práctica, la simplicidad y la complejidad, y el mensaje que transmite el propio diseño, el cual constituye una herramienta poderosa de crítica y un método de comunicación no verbal para instruir.