El genio de Miguel Barnet

Escritores

El genio de Miguel Barnet

  • Miguel Barnet. Foto: Cubarte
    Miguel Barnet. Foto: Cubarte

“La Política es el arte de hacer el bien, y sólo puede estar en manos de los revolucionarios”, resaltó el prestigioso escritor, poeta y antropólogo Miguel Barnet, en los versos finales de un poema, recién publicado en el periódico Granma, al que dio lectura en Taller crítico, espacio que mes tras mes dedica el habanero Centro Cultural Dulce María Loynaz, a la obra de los escritores cubanos más sobresalientes.

Destacó que toda su obra la ha realizado “con plena convicción de que estoy contribuyendo modestamente al perfil, al corpus de la identidad de nuestra nación, que tanto me enseñó Martí y a definir don Fernando Ortiz, a quien tanto agradezco”.

En esta oportunidad, la Premio Nacional de Literatura Nancy Morejón; la también escritora y profesora universitaria Cira Romero, y el poeta y traductor Gaetano Longo, analizaron la obra de casi más de sesenta años del escritor cubano.

En otra parte de su intervención Barnet indagó en el numeroso público asistente a dicha tertulia sobre su conocimiento referido al vocablo equejo, y “este es un indiecito andino, muy bello, vestido siempre con el colorido de los trajes maravillosos correspondientes a la artesanía de este lado del mundo. A ese indiecito se le observa cargado de infinidad de regalos todos los 28 de enero. Sin embargo, cuando le miras los pies, camina descalzo.

“En mi caso, yo soy como él, pues nací un 28 de enero y todos esos premios y distinciones que he recibido durante mi vida como escritor vienen a ser regalos. Pero regalos que, en definitiva, poseen un significado relativo porque lo fundamental radica en las relaciones que los seres humanos logremos establecer. Por tanto, yo camino también descalzo, pero siempre pisando la tierra, sin alejarme nunca de ella. He pasado momentos muy duros y difíciles, pero los he logrado superar gracias a mi fe; mi fe depositada en el ser humano y en mí mismo. Y, a partir de esa fe, siempre he dicho y seguiré diciendo que lo único que nos estimula y nos ayuda a vivir es el arte. En él se hallan todos los misterios, y quien no tenga sensibilidad artística, aunque no sea un creador, está perdido en este mundo de tinieblas y de luces”.

En su disertación, Nancy Morejón reflexionó sobre el papel tan renovador y profundo que ha tenido la Antropología en la obra del Escritor, su estrecha relación con Fernando Ortiz, al igual que “poemarios como La piedrafina y el pavo real que se adelantaron a muchas situaciones, en especial al tema del problema religioso africano, de importancia sumamente extraordinaria”.

Morejón citó entre sus poemas favoritos de la autoría de su colega y amigo a “Fe de erratas” y “Revolución”.

Gaetano Longo hizo referencia, entre otras cuestiones, a los múltiples trabajos del Presidente de Honor de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), como escritor, etnólogo y diplomático, especificó que “ya nadie puede dudar, sean sus admiradores o detractores –muchas veces detractores por meras razones políticas. Y esto merece ser aclarado—, que Miguel Barnet es una de las más destacadas figuras de la Cultura cubana de todos los tiempos y, revisando su bibliografía y sus publicaciones, estimo que es el autor cubano más traducido en el mundo, excluyendo a José Martí, Alejo Carpentier y Fernando Ortiz”.

Por su parte, la profesora Cira Romero reconoció en el Autor “el brío de sus ideas, una especie de agitación en medio del reposo; una virtud potente y suprema que deja reconocer por la pasión que deposita en cada una de sus creaciones, nacidas de sus inquietudes íntimas y de aquellas vivencias externas que lo han conmovido volcadas al papel”.

Romero reconoció también en él su labor en la Presidencia de la UNEAC hasta fecha reciente.

Al taller asistieron directivos del Ministerio de Cultura, Instituto Cubano del Libro y de la UNEAC, al igual que escritores, investigadores, profesores universitarios y una representación de alumnos de la enseñanza preuniversitaria.