El hombre, el líder y la historia

El hombre, el líder y la historia

Etiquetas: 
Escritores, Feria del Libro 2016, cultura cubana
  • Volumen que es presentado durante la actual Feria del Libro 2016.
    Volumen que es presentado durante la actual Feria del Libro 2016.

Raúl Castro: un hombre en Revolución (Nikolai S. Leonov, Editorial Capitán San Luis, 2015), volumen que es presentado durante la actual Feria del Libro, representa una obra que le hace justicia a un ser humano cuya grandeza es directamente proporcional a su sencillez, humildad e interés por eludir todo boato.

 Quien constituye uno de los cubanos magnos de todas las épocas menos afines a los ditirambos, no tiene en esta excepcional biografía una hagiografía al uso. El escritor, pese a la admiración concitada por el viejo amigo, sabe sortear el poder imantador del vínculo entrañable y el calibre del reseñado, para estampar objetiva investigación histórica en torno a su trayectoria.

 Desde los años germinales de Birán hasta la actualidad, Leonov rastrea los pasos del menor de los varones de Ángel y Lina, para configurar la nítida curva evolutiva de un ser humano que resulta examinado en cada una de sus facetas, a la larga todas relacionadas: la persona y sus cualidades morales, el soldado, el jefe, el estratega militar, el diplomático, el ideólogo, el mandatario, el líder.

 Esos detalles/momentos/frases/reacciones, a veces públicas, en ocasiones registrados a escala más cerrada, más en cada caso tipificadores de la madera del héroe junto a esas las grandes acciones situadas dentro de los macro procesos de la historia, unos y otras, van machihembrados y en tanto resultado de su próvido enlace puede obtenerse aquí —desde orbicular perspectiva— la sinfonía coral de una leyenda caminante.

 Confieso que pese a considerarme seguidor consuetudinario del arco vital de Raúl, desconocía múltiples hechos evocados —algunos con carácter inédito y de verdadero impacto—, en la concienzuda labor de búsqueda factual emprendida por Leonov y trasladada luego al papel de forma amena, harto digerible, orgánica, de tal que la lectura propenda a realizarse de un tirón, no importan las 482 páginas de la pieza literaria.

 Aquí está, en paneo de cuerpo entero y 360 grados, el Raúl revolucionario y cubano eterno; el fidelista inclaudicable; el hombre nunca desligado de su entorno familiar pese a su responsabilidad inmensa; su amor por Vilma; la personalidad sensata, visionaria y revestida de un necesario pragmatismo jamás condicionado a la pérdida de principios.

 Este material literario resulta también, por extensión, riquísimo manual de útil posible empleo con fines pedagógicos sobre las virtudes y valores de los seres humanos, porque, casi por asociación, al procederse al paisaje de una vida como la auscultada, de forma irremisible ha de sopesarse la expresión en el sujeto estudiado de nociones tan sagradas y refrendadas en su personalidad como patriotismo, valor, hidalguía, fidelidad, disciplina, exigencia, sentido del deber, responsabilidad, voluntad, energía y rectitud. Trinidad esta última que, bien lo sostiene Leonov a la clausura, lo caracteriza desde la juventud y ha mantenido, sin retracción ni signo conservador alguno, en su decisiva lucha por las transformaciones operadas en nuestra sociedad.

 Por otro lado, el lector nacional, y sobre todo el de otras latitudes, tendrá una mejor percepción de los motivos que condicionaron y articularon los rasgos de la política exterior cubana a través de casi seis décadas de Revolución, al concluir la lectura de un volumen que, como cualquier biografía que se aprecie, escudriña a su foco temático dentro del contexto histórico.

 Así, el material establece abarcador recorrido por las circunstancias, procesos y epopeyas que nos definieron desde el 26 de Julio de 1953 hasta la actualidad. Leonov nos sumerge en los episodios del Granma, la Sierra Maestra, la lucha contra bandidos en el Escambray, Angola, Etiopía e innumerables capítulos de la Cuba post-1959, cuyo tránsito acrisoló el sello, la imagen Cuba a lo largo del planeta cual sinónimo de solidaridad, altruismo, rebeldía antiimperialista, guía ética e ideológica.

 Valor agregado del texto pasa por aportar preciso análisis alrededor de las relaciones cubano-soviéticas a través de la historia y los hechos que las fundaron, consolidaron y modificaron.

 La cronología final contentiva de las fechas más importantes en la vida de Raúl y de más de 80 fotos, de elevado impacto e inéditas varias, añade atractivo extra a un libro que de ahora en más puede ser consultado como otro valioso material de lectura sobre la historia de Cuba y mundial en nuestras escuelas, bibliotecas, instituciones.

 A la primera de dichas imágenes le viene consignado a modo de exergo o pie una frase de Fidel que dice tanto de Raúl en tan poco: “Es para mí un privilegio que, además de un extraordinario cuadro revolucionario, sea un hermano”.

 Raúl Castro: un hombre en Revolución es un libro apasionante que, al hablar de la fibra de un hombre, a la vez pondera la fibra de un pueblo, el cual él dirige con desvelo en el camino de ese socialismo próspero y sostenible al cual llegaremos sobre la base de la abnegación, el trabajo y la confianza en el triunfo que nos ha transmitido siempre.