El humor fue del “Terry” en el verano de Cienfuegos

El humor fue del “Terry” en el verano de Cienfuegos

Etiquetas: 
Cienfuegos, humor cubano, Teatro Tomás Terry
  • Kike Quiñones, director del Centro Nacional Promotor del Humor, en uno de sus espectáculos.
    Kike Quiñones, director del Centro Nacional Promotor del Humor, en uno de sus espectáculos.

Sí, el titular no miente. La Temporada del Humor arribó nuevamente al teatro Tomás Terry, como ya es costumbre durante el mes de agosto, dentro del organigrama de una institución cultural con una conciencia clara en cuanto a la delimitación de sus segmentos temáticos.

También es necesario reír, y más en el verano, cuando la familia está reunida en casa, sube la temperatura, aumentan las tensiones derivadas del calor y las circunstancias económicas. Entonces, el público recibe este oasis de distensión con la mayor de las devociones.

El humor marca la temperatura de una nación, y en eso también es ducho el ente programador, que está al tanto de las tendencias artísticas y estéticas, como las no menos —o más—importantes que las del pensamiento. Y el humor es eso también, pensamiento; más allá del grado de elaboración intelectual que puedan contenerse o no en los guiones de los espectáculos.

Durante esta temporada contamos, de inicio, con el colectivo Onondivepa, y una puesta en escena (Más añejo sabe mejor, dirigida por Alfredo Oliva), concebida en ocasión de sus treinta años sobre la escena.

A este le sucedió el grupo Etcétera, mediante el espectáculo Porque-rías de amor, bajo la dirección de Eider Pérez.

A Humor con cierto aire, a cargo del actor y director Kike Quiñones (de invitados músicos del Instituto Superior de Arte) le cupo el honor de clausurar la etapa.

Todo un éxito de público, la Temporada concitó la presencia de miles de espectadores.