El musical en Cuba, un espacio de reflexión

El musical en Cuba, un espacio de reflexión

Etiquetas: 
Músicos, conciertos, creador musical, musical
  • Un inventario de logros, dificultades y metas se expusieron en el Evento. Fotos del autor
    Un inventario de logros, dificultades y metas se expusieron en el Evento. Fotos del autor
  • Un inventario de logros, dificultades y metas se expusieron en el Evento. Fotos del autor
    Un inventario de logros, dificultades y metas se expusieron en el Evento. Fotos del autor

Jorge Alfaro, director del Teatro de Variedades América nos convocó para analizar y discutir sobre las particularidades del teatro musical en nuestro país, más bien en La Habana, capital de todos los cubanos. Este IV Evento Teórico se tituló: El teatro musical en Cuba: sueños, esfuerzos y realidad y estuvo dedicado a Nelson Dorr, un director de relevante ejecutoria en el medio.

Cada cinco años, coincidente con la fecha de aniversario del teatro América, se convoca este foro para reunir a las figuras más destacadas en el quehacer musical, directores de colectivos artísticos activos, así como directores artísticos teatrales, de televisión y radio, de musicales, además de productores, funcionarios, especialistas e investigadores.

El primer evento se organizó en el año 2001 durante la celebración del aniversario 60 del teatro. Después le siguieron en 2006 y 2011 otros eventos con el objetivo de “propiciar un foro de estudio, exposición, discusión y orientación.

Un inventario de logros, dificultades y metas se han acumulado en cada evento y han sido objeto de una cuidadosa relatoría y ha servido para trasmitir a instancias superiores de la gestión cultural. El estado de opinión, preocupaciones y propuestas de los realizadores no ha obtenido respuesta en resultados concretos y palpables en el paso de estos quince años.

Del 23 al 25 de marzo, en el horario de 10.00 a.m. a 2.00 p.m. en la Casa de la Música Habana, en Galiano, se desarrollaron las conferencias y las discusiones acerca de estos temas del teatro musical: en la presidencia Alfaro y Nelson Dorr hicieron una breve introducción, la relatora y organizadora Estela Figueroa leyó los resultados del anterior evento y dio pasó a la docotora Virtudes Feliu para disertar sobre: El Carnaval de La Habana como espectáculo musical.

Por muchos años la doctora. Feliu ha investigado temas de la cultura tradicional y patrimonio, ella considera que el carnaval por su carácter identitario es extremadamente importante. Planteó que su origen en nuestro país data del siglo XVII con la celebración de las fiestas de los esclavos como partidas, mojigangas y el pedido de aguinaldo, y no con la fiesta del Día de Reyes, como mucho se ha dicho.

La importancia de los cabildos estaba dada por aportar el vestuario, los instrumentos musicales y recursos. Pero libros de viajeros que visitaron La Habana entonces establecieron muchas características de música y bailes en el carnaval habanero. Estos elementos fueron estudiados por el Fernando Ortiz en el siglo XX, quien caracteriza las comparsas callejeras como una invitación al baile a sus amos.

Una de las conclusiones de la doctora recayó en el carnaval habanero, que fue la síntesis de la nacionalidad cubana con las influencias de negros, españoles, chinos y norteamericanos.

Desde otros encuentros se ha planteado la recuperación del área de Prado para el Carnaval y el mes de febrero como el más apropiado por el clima para su realización, pero no ha habido respuesta y el deterioro de las fiestas se nota cada año con menos días para su realización.

En fin las problemáticas del carnaval seguirán pendientes de soluciones para los distintos componentes como las comparsas tradicionales que tienen muy poca participación en eventos y padecen serios problemas de calidad y colorido en sus vestuarios. Muchos otros aspectos fueron señalados por los asistentes y quedaron recogidos en la relatoría de este encuentro al igual que en años anteriores, para ser elevado al Ministerio de Cultura.

El programa estaba ajustado a la participación y discusión de los temas siguientes:

-Sobre la Enseñanza Artística y el Espectáculo Musical.

-El Espectáculo musical y el cabaret.

-El Director Artístico de Espectáculos. Presencia, importancia y necesidad.

-El Espectáculo musical y el turismo.

El Espectáculo musical en la economía de la cultura. Tratamiento, aportes y actualidad.

-El humor y el espectáculo musical.

-El Espectáculo Musical en la opinión de las instituciones.

-El músico y profesor José Loyola defendió la parte romántica en un género bien enraizado en nosotros: El Bolero en el Espectáculo Musical.

La música como reflexión y espectáculo ejemplificados en Barbarito Diez y Benny Moré y la evolución histórica de un género a lo largo del siglo XX con trovadores, cantantes, grupos vocales y el surgimiento del filin posibilita arreglos de mucha calidad con la influencia implícita de los grupos vocales norteamericanos, pero un repertorio creado por nuestros compositores.

Hoy se constata la existencia de menos espacios en los centros nocturnos y formatos instrumentales y vocales para cultivar el bolero muy a pesar del Festival que preside cada año y en junio está dedicado a Puerto Rico y a celebrar el centenario de Daniel Santos.

Muchos artistas extranjeros han logrado un gran éxito comercial al interpretar boleros. Los jóvenes han reciclado muchos viejos boleros pero también han creado muchas obras nuevas y es necesario para conservar este género que se ha mantenido vigente durante más de un siglo.

Para cerrar el primer día nos acompañó Ricardo Isidrón, con El humor y el espectáculo musical. Su experiencia como director de numerosos espectáculos humorísticos y la historia del surgimiento de un espacio humorístico iniciado el 5 de marzo de 1999 con el nombre de En casa de Silverio, después fue La hora del Gordo para cuajar en La esquina de Mariconchi, todos los jueves en el teatro América a partir de las 8:30 p.m. disfrutado por miles de espectadores en sus 804 puestas en escena.