El ruido íntimo de la emigración

El ruido íntimo de la emigración

Etiquetas: 
Escritores, Ediciones UNIÓN, sala Villena, novela
  • La novela que recibió el Premio Regino Botti se presenta este martes en la sala Villena.
    La novela que recibió el Premio Regino Botti se presenta este martes en la sala Villena.

Este martes a las 4:00 p.m., en la sala Villena de la UNEAC, se realizará el lanzamiento del libro El ruido de las largas distancias de Ernesto Pérez Castillo; con la presentación del escritor español Guillermo Corral.

Aunque la emigración atraviesa gran parte de la creación literaria cubana de las últimas décadas, Pérez Castillo propone con este texto una perspectiva intimista del fenómeno. El debate interior entre el irse o el quedarse que mantiene su protagonista es reflejado como en una especie de diario, donde las acciones se suceden con rapidez para el lector, mientras que el personaje vive una suspensión temporal que termina por acentuar su soledad y desesperación:

«Es hora de dormir. Hace horas que es hora de dormir. Me acuesto, cierro los ojos, me cubro con la sábana, y entonces recuerdo la luz del baño que olvidé encendida, o temo no haberle puesto el seguro a la puerta, o siento sed, o me dan ganas de orinar. Total, que amaneceré despierto».

Las oraciones cortas, el estilo directo y la sencillez lingüística le otorgan al relato gran dinamismo, al tiempo que permiten vislumbrar la sensación de desasosiego del protagonista, enfurecido ante la ausencia de verdaderas noticias en el Noticiero o impaciente por una llamada que extrañamente ocurrirá. En él se repiten la frustración y el desgaste que los años 90 legaron a generaciones de cubanos. Y la salida de la nación se´convierte en un comienzo cargado de incertidumbre:

«En una semana puedo viajar a Londres, London. En una semana puedo viajar. Tomar un avión, dormirme, despertar en otro país, en otra ciudad. En una semana tendré que hablar en otro idioma…En una semana será otra isla. En una semana, yo, comunista desactivado, seré súbdito de la reina Isabel. En una semana habrá pasado todo. En una semana habrá cambiado todo. En una semana no estaré, seré otro. En una semana, ¿quién seré?».

La decisión de marcharse junto a su pareja abre un nuevo episodio en su vida. Confluyen las comparaciones entre lo que dejó y lo que se descubre ante sus ojos, a veces incómodo (como una saturación de colores), a veces placentero. Luego enfrenta los trabajos que corresponden a los emigrantes advenedizos en cualquier nación del mundo; los terribles procesos de adaptación al clima, al idioma, a las costumbres. «Me molesta maldecir en inglés. Quiero maldecir en español. Intento maldecir en español. No lo logro. Maldigo en inglés. Me maldigo en inglés. En la noche, en la cama, con ella, recupero mi español. Recupero mi español en sus labios».

El ruido de las largas distancias pasa por momentos de la historia política y social del país, persigue a su protagonista fuera de las fronteras nacionales y termina finalmente en un peregrinaje —físico y simbólico— de vuelta a Cuba. Fue publicado en su primera edición por la editorial El Mar y La Montaña y recibió el Premio Regino Botti de Novela.