El Silencio de Duchamp

El Silencio de Duchamp

Etiquetas: 
Plásticos, Galería Factoría Habana, arte cubano
  • La muestra la componen pinturas, fotografías, instalaciones, esculturas y proyecciones audiovisuales.
    La muestra la componen pinturas, fotografías, instalaciones, esculturas y proyecciones audiovisuales.

El Silencio de Duchamp

Yusylin Suárez Ogando

Sumario: La muestra se encuentra abierta al público en la galería Factoría Habana donde permanecerá hasta el día 15 de diciembre. Hasta allí se podrán dirigir los interesados que deseen hallar nuevos sentidos en el silencio…

Pie: La muestra la componen pinturas, fotografías, instalaciones, esculturas y proyecciones audiovisuales.

Palabras clave: Plásticos, Factoría Habana, arte cubano

Con cuidadosas puntadas se fue tejiendo esta exposición que desde el mundo del silencio nos cuenta a gritos sobre los secretos de la comunicación humana.

Así nos llegan pinturas, fotografías, instalaciones, esculturas y proyecciones audiovisuales. Cada una, esconde una historia dedicada a la metáfora del silencio. Cerca de treinta obras conforman la muestra el Silencio de Duchamp, una invitación a disfrutar de buen arte y a reflexionar a través de él.

“Las piezas discursan sobre los múltiples y variados usos, abusos y desusos que la sociedad contemporánea hace de la comunicación humana y específicamente del lenguaje en la historia, la política,la literatura y el arte”, aseguró Meira Marrero una de las curadoras de la muestra.

Sobre esta base encontramos creaciones como el llamado Muro de los Lamentos, de Ricardo G Elías quien presenta impactantes fotografías dedicadas a la ceguera; mientras que la instalación de Humberto Díaz, recrea sus ero–proyecciones.

Otros creadores como Ariamna Contino, Alex Hernández, Fernando Reyna, Elio Rodríguez y Antonio Núñez también dejaron marcados con su talento los límites del silencio. El recorrido por la exposición termina con la proyección del registro obtenido de Internet sobre el video performance que Marina Abramovic hiciera en MoMA en 2010.

Según la especialista el objetivo de esta presentación es buscar el arte conceptual, lo esencial del diálogo con el espacio, el despojamiento de lo innecesario. La referencia a Duchamp es la línea que trenza la justificación curatorial para juntar el arte y a los artistas que construyen el discurso de la exposición.

“Cada puntada es un énfasis en el distanciamiento y análisis de la información y sus fenómenos: los diálogos de sordos, los secretos a voces, la ceguera hipoacúsica y el silencio retiniano”, asegura Meira.

La muestra El Silencio de Duchamp se encuentra abierta al público en la galería Factoría Habana donde permanecerá hasta el día 15 de diciembre. Hasta allí se podrán dirigir los interesados que deseen hallar nuevos sentidos en el silencio.