El sueño latinoamericano del Che

El sueño latinoamericano del Che

Etiquetas: 
Casa del Alba Cultural, Comandante Ernesto Che Guevara
  • Revista Paradigma del Centro de Estudios Che Guevara. Foto tomada de Cubadebate
    Revista Paradigma del Centro de Estudios Che Guevara. Foto tomada de Cubadebate

 

Al hombre universal que nutre al mundo por su inolvidable humanismo, fuerza y valentía, desde hace más de cincuenta años: al argentino revolucionario del yate Granma; al médico-comandante de la Sierra y el Llano, al cubano-argentino ministro de Industrias; Ministro del Banco Nacional de Cuba, al guerrillero comandante internacionalista de África y América Latina, al Héroe de Ñancahuazú, junto a sus eternos compañeros de lucha, rinde homenaje el pueblo de Cuba con motivo de su medio siglo de caída en combate en tierras bolivianas.

A Ernesto Guevara de la Serna, al Che Comandante eterno amigo, le rindió homenaje este octubre el espacio habitual de pensamiento: Balcón Latinoamericano, en la habanera Casa del Alba Cultural.

En esta ocasión el encuentro tuvo como tema principal “El sueño Latinoamericano del Che”, a cargo del politólogo y ex diplomático Juan Carretero, con la presentación de la revista Paradigma, publicado por el Centro de Estudios Che Guevara, y cuya presentación estuvo a cargo de la profesora Daína Rodríguez, y de la especialista Delia Luisa López, del Centro de Estudios Che Guevara.

“Fidel nos pidió ser como él y para serlo, hay que conocerlo primero y construir al hombre nuevo que él personificó en su historia, su vida y su ejemplo. Si tenemos el interés y la pasión de tratar de ser como el Che, lo primero que tenemos que hacer es penetrar en los anales de la historia para tratar de conocerlo porque no se puede ser como algo que no se conoce; primero hay que conocerlo, para poder seguirlo. Es por ello que nuestro Comandante en Jefe dio las gracias al Che aquella noche luctuosa en la Plaza de la Revolución, colmada de pueblo, cuando informó sobre su viaje a la inmortalidad”, recalcó Carretero al inicio de su intervención.

Seguidamente, el ex diplomático realizó un recuento “como testigo de los intentos del Che con el objetivo de sumarse a la lucha de liberación. Primero de su patria, Argentina, y después de la mayúscula América Latina, como él le calificaba; recuento que nos deja una lección muy importante sobre el pensamiento del Che en cuanto a la estrategia y táctica de la lucha revolucionaria dentro del contexto de aquella época.

“Información adecuada sobre la vida y la obra del Che se pueden hallar en su libro Pasajes de la guerra revolucionaria y en todos los artículos que escribió y fue publicado posteriormente en la revista Verde Olivo, su primera etapa como narrador de la Historia de la Revolución cubana. Se incluyen también los pasajes de la guerra revolucionaria en el Congo y el libro Misiones en conflicto del profesor Viglietti, de la Universidad Hopkins, quien recogió todo lo acontecido con la presencia del Guerrillero Heroico en África. Igualmente, se pueden citar el título Evocación, de Aleida Guevara March; las compilaciones de Orlando Borrego referidas al Che: Constructor del Socialismo en Cuba, y Cómo el Che burló a la CIA, de José Gómez, quien fuese el artífice de la preparación documental (leyendas), de la mayoría de los combatientes de la lucha latinoamericana y de su formación documental (cobertura), para poder viajar e introducirse en los diferentes campos de batalla. Estuvo a cargo de la preparación documental de Tamara Bunke, y fue quien también preparó al Che bajo un camuflaje y una documentación impecables”.

Mencionó a continuación, entre otros volúmenes, a Ernesto Guevara, también conocido como el Che, escrito por el escritor mexicano Paco Ignacio Taibo II.

En un sinnúmero de anécdotas, experiencias en cuanto a táctica y estrategia guerrilleras, viajes a Checoslovaquia para la realización de reuniones o coberturas diversas, entre otras acciones, fue enfatizando Carretero durante su intervención ante un auditorio conformado, en primerísimo lugar, por historiadores, especialistas y profesores universitarios, y partiendo siempre de las aspiraciones del Guerrillero Heroico en todo lo relacionado con la lucha antiimperialista. Primeramente, con la formación de una guerrilla en la Argentina —junto al periodista y combatiente internacionalista Jorge Ricardo Massetti—, al igual que con otros cubanos quienes participaron en la lucha revolucionaria en la Sierra Maestra; luego, en el Congo, África, hasta concluir su peregrinar en Bolivia.

Suma importancia le otorgó a la lectura de la carta del Che a Fidel, “como estudio del pensamiento dialéctico de nuestros líderes revolucionarios; un pensamiento que nunca ha sido rígido”.

Asimismo, el ex diplomático subrayó en que “la Revolución nunca ha olvidado a sus héroes”, y puso como ejemplo la preocupación y profunda atención con vista al hallazgo de los restos de combatientes internacionalistas como “los de Hermes Peña, quien hoy yace al lado de los del Che en Santa Clara; al mismo tiempo que los de Jorge Ricardo Masseti “los que se continuaron buscando —en especial, con la colaboración de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner—, hasta fechas casi recientes en que se concluyó su búsqueda”, expresó Carretero, tras realizar inicialmente una serie de reflexiones acerca de todo lo acontecido.

Finalmente, y en relación con la ausencia de comunicación de La Habana con la guerrilla, el disertante puntualizó que al respecto “existieron dos cuestiones diferentes y es que nuestras comunicaciones con el Che siempre se hicieron vía radial. De ellos para nosotros eran ya más difíciles, pues se realizaban mediante mensajeros de Ñancahuazú quienes partían hacia las ciudades, le daban la vuelta al mundo, hasta su llegada a La Habana.

En esa primera etapa de una guerrilla aún incipiente y en formación, en la cual se hallaban el Che y sus compañeros, y según criterio de nuestro Comandante en Jefe, ésta tiene que saber defenderse y salir adelante por sus propios esfuerzos. Situación muy distinta si se compara a cuando se tiene un territorio liberado y una población campesina a favor de la guerrilla, a la vez que Tania, nunca se proyectó que llegase a ser una combatiente más; ésta debió siempre permanecer en la ciudad realizando otro tipo de trabajo como reserva, mas las circunstancias fueron otras. Así transcurrió esta guerrilla en esa “primerísima fase”, nadie desde afuera o desde otro país podía controlarla o contactarla producto de su situación geopolítica. Tenía que operar por sí misma (…) Por otra parte, el Partido Comunista boliviano cortó todas las fuentes que tenía con nosotros.

“¿Por qué sobreviven Harry Villegas, Urbano, Benigno y Darío?”, interrogó en otra parte de su intervención, para añadir que “gracias al apoyo que tuvieron por parte de un campesino minero, quien residía cerca de la carretera de Santa Cruz Cochabamba. Los escondió y muy bien escondidos, no obstante, el asedio de la gendarmería, hasta llegar a hacer contacto con el suegro (escritor) del combatiente boliviano Inti Peredo, a quien le pidió ayuda para el traslado de los combatientes hacia Cuba”.

La revista de carácter anual Paradigma

“En el 2013 el Centro de Estudios Che Guevara se dio a la tarea de crear Paradigmas, publicación que ha sido a partir de esa fecha nuestro anuario institucional el que, comparado con otros, combina imágenes (fotos), documentos facsimilares además de la obra del Che y su actualidad en el presente”, dijo la especialista Delia Luisa López, del Centro de Estudios Che Guevara.

Argumentó que dicho anuario-revista constituye una especie de diálogo del Che con el presente; trata un tema central al abordar su historicidad a través de una cronología. Posee una sección Pensamiento vivo, donde se publica su obra; otra, Reflexionar junto al Che que parte de trabajos de pensadores en general, y la sección Desde el Centro, donde se incluyen algunas de las investigaciones y actividades prácticas que allí hoy se realizan, además de otra sección En la memoria, donde se recogen testimonios acompañados de facsimilares y fotos.

“Hoy trabajamos con el Oficina Nacional de Diseño para la realización de la versión digital de Paradigmas, debido a la gran demanda que posee”, acotó para puntualizar que “el número cinco de esta revista que hoy les presentamos pertenece al año 2016, con el tema Ernesto Che Guevara, América Latina y el contexto del siglo XXI. El año 2016 fue para los procesos o para los gobiernos progresistas de nuestra América que para algunos, significó un retroceso; para otros, una pausa y, para la mayoría, un desafío debido a la nueva coyuntura continental que ponía en entredicho la unidad latinoamericana y el progreso alcanzado hasta esa fecha. Paradigma está concebida como una herramienta para los movimientos sociales, de estudiantes y profesionales”.