El tren de la línea norte

El tren de la línea norte

Etiquetas: 
cine, Radio y Televisión, Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, documental cubano, Audiovisuales
  • El tren de la línea norte muestra crudas imágenes en que no tocan la sensibilidad humana.
    El tren de la línea norte muestra crudas imágenes en que no tocan la sensibilidad humana.

El tren de la línea norte, del realizador cubano Marcelo Martín Herrera, es el título del documental, cuya premier se ha presentado en el seno del 37 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

El joven documentalista presentó su polémica obra en la abarrotada sala 1 del Multicine Infanta, donde le explicó al auditorio las motivaciones de índole afectivo-moral que lo incitaron a llevar a puerto seguro dicho audiovisual, las adversidades y dificultades que se le presentaran al equipo de trabajo durante el proceso de filmación.

Martín Herrera y los miembros del equipo de realización abordan un viejo coche motor que cubre la ruta Chambas-Puerto Pesquero La Estrella, pero deciden detenerse en la pequeña localidad de Falla, donde comienza la verdadera travesía de ese viaje a un pueblo rural que, como consecuencia del abandono, la desidia, y la negligencia de instancias gubernamentales del municipio cabecera (Chambas) y de la provincia de Ciego de Ávila se encuentran detenidos en el tempo psíquico, o sea, a principios de los años 90, comienzos del tristemente célebre Período Especial, del cual aún no han salido.

Con apoyo en una concepción estético-artística muy singular, así como en un enfoque eminentemente humanista, el director del audiovisual entrega el micrófono a los residentes en esa localidad para que relaten ante cámara cuáles son sus necesidades materiales y espirituales que los organismos e instituciones estatales deben priorizar y satisfacer cuanto antes, en la medida de sus posibilidades.

Un planteamiento común, formulado por la mayoría de los entrevistados, es el relacionado con el tratamiento privilegiado de que son objeto los municipios vecinos (Chambas, Morón, por ejemplo), así como la ciudad de Ciego de Ávila, capital de la provincia homónima, en detrimento del poblado de Falla, el cual yace abandonado a su precaria suerte.

“¿O es que nosotros no somos cubanos, y acaso no tenemos los mismos derechos que los demás?”, fue una de las preguntas realizadas a los integrantes del equipo de realización por uno de los testimoniantes.

El tren de la línea norte es un audiovisual que conmovió al público por el marcado carácter de denuncia social que lo distingue.