Emilie Grandperret: Volver a filmar en Cuba era un viejo sueño

Emilie Grandperret: Volver a filmar en Cuba era un viejo sueño

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, 19 Festival de Cine Francés, cine internacional, cine Chaplin
  • Equipo de realización de Fui banquero, largometraje de ficción que se estrena, hoy miércoles 4, a las 8:00 p.m. en el cine Chaplin.
    Equipo de realización de Fui banquero, largometraje de ficción que se estrena, hoy miércoles 4, a las 8:00 p.m. en el cine Chaplin.

Una de las particularidades del programa del 19 Festival de Cine Francés en Cuba es la presencia en él de Fui banquero, una coproducción entre nuestros dos países.

Acompañándola viajó a La Habana Emilie Grandperret, quien codirigió este largometraje de ficción junto a su padre Patrick Grandperret, un nombre ya reconocido en la cinematografía gala por filmes como Cortocircuito, La madre de los elefantes o Mona y yo.

En esta película padre e hija, también guionistas, cuentan las peripecias de un joven francés que es enviado a Cuba por el Banco para el que trabaja, con el fin de que encuentre nuevos mercados.

Su misión es cancelada y el muchacho decide permanecer en la Isla, dedicándose a ganar el sustento de forma hasta entonces impensada para él.

No es la primera vez que una cinta de Patrick Grandperret aborda el mundo de los jóvenes, de los adolescentes; por lo que, en un breve diálogo con la cineasta, el Sitio de la UNEAC se interesó por esta singularidad, también presente en Fui banquero.

“Es que para mi padre es importante que las personas recuerden al niño que llevamos dentro. Él piensa que podemos ser las dos cosas al mismo tiempo: niños y adultos”.

Para ellos, explicó, la realización de esta película en Cuba era un viejo sueño. Desde que en 1999 filmaron aquí para la Colección Tierras Extranjeras de la Cadena Arte el telefilme Color Habana, no pensaban más que en contar una historia para el cine desde estos escenarios.

“Nos parecía sobre todo interesante hacer una película acá que pudiera reflejar este momento de apertura que vive el país”, puntualizó.

“Trabajamos en familia. Es un negocio familiar”, responde con picardía al aclararnos que el Leon Grandperret que aparece en los créditos del filme como uno de los encargados de la música, es su hermano menor.

Acerca de la acogida que ha tenido en Francia esta coproducción, Emilie respondió satisfecha:

“La película estuvo dos semanas en los cines franceses y le fue muy bien. Los espectadores quedaban muy motivados para venir acá. Todos quieren venir inmediatamente para Cuba”, concluyó entre risas.