Empezó a bailar el Trompo

Empezó a bailar el Trompo

Etiquetas: 
Villa Clara, danza, artes escénicas
  • “Es mi primera pieza completamente como coreógrafo y me da una alegría tremenda poder hacerla en mi tierra, aportando lo que he aprendido y dando aunque sea un poco a estos jóvenes que tanto talento tiene”, dice el bailarín Nelson Reguera.
    “Es mi primera pieza completamente como coreógrafo y me da una alegría tremenda poder hacerla en mi tierra, aportando lo que he aprendido y dando aunque sea un poco a estos jóvenes que tanto talento tiene”, dice el bailarín Nelson Reguera.

Junto con la llegada de un frente frío a Santa Clara comenzó en Pleno Parque Vidal la Decimotercera Temporada Para bailar en Casa del Trompo un evento que cada mes de diciembre organiza el coreógrafo Ernesto Alejo Sosa, director de la Compañía Danza del Alma y el Consejo de las Artes Escénicas de Villa Clara.

Fue un espectáculo danzario de gran variedad iniciado por los alumnos de las Escuelas de Arte de las especialidades de Ballet y Danza y continuado por las Compañías Baila Cuba, Nuestra América, la Folklórica Oché y la anfitriona Danza del Alma.

Posteriormente se realizó el tradicional pasacalle musical-danzario dando la vuelta al Parque Vidal para llegar a la sede del Centro para la Danza y el Teatro donde fue inaugurada una exposición de unas veinte fotos de bailarines de Danza del Alma tomadas por el crítico de arte Yuris Nórido.

Esta temporada se extenderá hasta el día 18 y está dedicada a los 132 años del Teatro La Caridad y al Ballet Folklórico de Camagüey una de las seis agrupaciones foráneas que participarán además de todas las de Villa Clara.

Un momento esperado será el estreno de la obra Momentos cuyo creador es el bailarín y coreógrafo villaclareño Nelson Reguera quien ha desarrollado su carrera artística en la Compañía de PalFrenak en Francia y ahora regresa a su tierra invitado por el maestro Ernesto Alejo.

“La danza es lo que me permitió viajar por el mundo pero mi familia solo me pudo ver bailar hace cuatro años en este mismo evento gracias a una invitación de Ernesto que ahora me da la oportunidad de montar una obra mía con sus excelentes bailarines de danza del Alma” dice Nelson.

“Lo fundamental de la escenografía e un gran rectángulo blanco sobre el tablado que de una forma será una frontera física para los bailarines pero a la vez ellos romperán esa frontera con las disímiles experiencias y emociones de la vida que van a interpretar”

“Es mi primera pieza completamente como coreógrafo y me da una alegría tremenda poder hacerla en mi tierra, aportando lo que he aprendido y dando aunque sea un poco a estos jóvenes que tanto talento tienen”.