En la UNEAC: Un verano con opciones para niños

En la UNEAC: Un verano con opciones para niños

Etiquetas: 
artes escénicas, espectáculo infantil, UNEAC, Hurón Azul
  • La UNEAC, en su Patio del Hurón Azul, celebró el verano con los niños.
    La UNEAC, en su Patio del Hurón Azul, celebró el verano con los niños.

Se acabó el verano, las vacaciones y mi convivencia con una adorable niña de ocho años, que me demuestra por qué las mujeres deben parir entre 20 y si acaso 33 años, porque hay instantes que quisiera salir volando. Pero bueno, gracias a Déborah, que así se llama, he asistido a algunos espectáculos para niños y niñas, no a todos los que hubiera querido porque con 32, 33, 36 grados de temperatura para mi es imposible.
Especialmente, he sido testigo y parte (por la intervención de mi nena) en los cuatro sábados con fiestas infantiles realizadas en el Hurón Azul de la Unión de Escritores y Artistas (UNEAC) y un gran esfuerzo y entrega de las Asociaciones de Artistas Escénicos y Cine, Radio y Televisión…
Payasos, magos, acróbatas y títeres desfilaron por el escenario e hicieron reír a chicos (y adultos) con sus ocurrencias. Como denominador común uno muy importante: música, poemas, chistes, cuentos ¡muy cubanos y que insertaban en nuestro mundo de la creación infantil, a algunos menores que escuchan, cantan y bailan ritmos para adultos!
El 13 de agosto se celebró el cumpleaños de Fidel con una propuesta entretenida, para niños y patriótica. Ana Nora Calaza fue el centro de ese espectáculo en el que se cantó el felicidades al nonagenario ilustre, y también se hicieron competencias de conocimientos, de bailes y el payaso Rollo hizo que todos nos divirtiéramos con sus bien pensadas ocurrencias.
Llamó la atención  la juventud de  acróbatas, bailarines, incluso magos que intervinieron en alguno de los espectáculos con números que no le envidian nada a los montados por adultos.
El proyecto de De corazón a corazón liderado por Ana Nora, nacido en la UNEAC, debería tener un “huequito”  permanente  en esa institución porque se trata de trasmitir buen arte, a la vez que jugando se habla de comportamientos adecuados. ¡Se necesita tanto, que todos tengamos conciencia de que nuestros niños están urgidos de recibir lo mejor de nuestra cultura para que sean buenos ciudadanos!
Lo único que señalo es que, incluso en los que contaron con más público, se nota que la promoción no es la mejor por la poca asistencia, en una zona tan céntrica del Vedado y de La Habana.

Tomado de CubaSí