Encantamientos con la magia y estilos del Ballet Español de Cuba

Encantamientos con la magia y estilos del Ballet Español de Cuba

Etiquetas: 
Escénicos, Granma
  • En el Teatro Bayamo, Magia y Estilos del Ballet Español de Cuba. Foto de la autora
    En el Teatro Bayamo, Magia y Estilos del Ballet Español de Cuba. Foto de la autora

Ovaciones cerradas y emociones en los rostros del público, hasta saltar las lágrimas ante los artistas que saludan una y otra vez, tras  cuatro noches cargadas de colores, música, ritmo, fuerza y perfectas ejecuciones del Ballet Español de Cuba en los teatros Bayamo y Manzanillo de las ciudades homónimas de la provincia Granma.

Del 19 al 23 de mayo la compañía que imprime la indiscutible  identidad cubana a las danzas españolas recorrió las principales ciudades del territorio con  el espectáculo La Magia de los Estilos, dirigido por el bailarín y  coreógrafo Eduardo Veitía.

En cada actuación, con más de una hora de duración,  la reconocida compañía derrochó  talento, dominio técnico y proyección escénica en la ejecución de  Sonata y Fandango,  Castilla, Sonata en Re y la suite El Cid, y Soleá, Orígenes, Bulerías y Descarga por Tango.  Obras coreografiadas por el propio Veitía y otros jóvenes coreógrafos cubanos.

En la ciudad del Golfo de Guacanayabo el BEC recibió el elogio del maestro Wilfredo Salvador (Pachy) Naranjo, el Premio Nacional de Música y director de la orquesta Original de Manzanillo, quién calificó de  excepcional regalo la presencia del BEC y ponderó  la fuerza y vitalidad con que expresan las raíces hispánicas.

El público disfrutó de música en vivo que acompañó a los bailarines, al ritmo de las bulerías, fandangos, seguidillas, y el flamenco, danza autóctona de la península Ibérica.

El BEC celebra sus 30 años de quehacer artístico, desempeñado en  importantes escenarios cubanos y extranjeros. Según asegura su director se encuentra en uno de los mejores momentos, aspectos que pudo comprobar el público granmense con la limpieza ejecutoria de las danzas, además de la armonía del conjunto en aspectos como el vestuario, maquillaje y la comunicación entre cantaores y danzarines.

Eduardo Veitía agradeció la acogida en Granma y expresó en Manzanillo que “Nos inspira mucho crear porque es una de las cuestiones más importantes para que viva en el corazón de esta Isla la danza española, que esté siempre presente nuestro arraigo hispánico.”

“La fortaleza, la madurez que hemos alcanzado en el trascurso de tres décadas de labor y disponer con una unidad docente en la cual formamos a las nuevas generaciones de bailarines, que tienen en sus manos y pies el desafío de preservar la obra, que es muy difícil de trabajar.”

Luego de recibir los elogios en Granma, el Ballet Español de Cuba seguirá su periplo por el oriente de la isla hacia Santiago de  Cuba.