Enriquecen colección mundial de muñequearía de proyecto camagüeyano Carsueños

Enriquecen colección mundial de muñequearía de proyecto camagüeyano Carsueños

  • Maricarmen  Sicart y Carmen Soto González. Foto del autor
    Maricarmen Sicart y Carmen Soto González. Foto del autor

Una colección superior a una docena de muñecas de personajes de obras literarias o típicas de diferentes naciones de Europa, Asia y América donó al proyecto Carsueños de Camagüey, Premio Nacional de Cultura Comunitaria, la cubana residente en Estados Unidos, Maricarmen  Sicart.

Se trata de piezas que Maricarmen ha conservado durante más de 40 años y que decidió ponerlas al resguardo del proyecto. Contempla objetos adquiridos en países como San Salvador, Colombia, Guatemala, España, Estados Unidos y Japón, entre  otros, que enriquecerán la variedad de muñecas de todo el mundo que el equipo de artesanas que dirige Carmen Soto González exhibe con orgullo en la Galería-Taller.

Maricarmen, procedente de los Ángeles, California, expresó que posee muchas muñecas que aportará a Carsueño en reconocimiento a la persistencia y la labor desplegada por más de 15 años en el arte de confeccionar, reparar o compilar representaciones de la cultura universal.

El mejor lugar para conservar las muñecas que la han acompañado por décadas es el proyecto que lidera Carmen Soto, para el deleite de los niños y adolescentes que visitan la casona en la ciudad de Camagüey, en la que residió muchos años, aunque nació en el municipio de Florida, al oeste de la capital agramontina, aseguró.

Confesó  ser una enamorada de las muñecas. Recordó que decidió desprenderse de algo tan personal  por el extraordinario desempeño del Proyecto Carsueño, autor de María Parchito,  la muñeca más grande del mundo, develada este 2019 en ocasión del aniversario 505 de la fundación de la Villa de Santa Maria del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey.

Añadió que en uno de sus viajes a Cuba se interesó por el trabajo de Carmen y su equipo y quedó totalmente impresionada de las maravillas que salen de las manos de las abnegadas artesanas y su gesto humanitario, generoso y educativo.

Maricarmen  Sicart, elogió además el estado de conservación de la también conocida Ciudad de los Tinajones, cuyo centro histórico es Patrimonio Cultural de la Humanidad y una de las más antiguas de América con 505 años de existencia.