Entregan premios del Concurso David en su aniversario 50

Entregan premios del Concurso David en su aniversario 50

Etiquetas: 
: Escritores, Hurón Azul, premio David
  • Las palabras de Lina de Feria se centraron en la importancia de este premio para los jóvenes. Foto: Rubén Ricardo Infante
    Las palabras de Lina de Feria se centraron en la importancia de este premio para los jóvenes. Foto: Rubén Ricardo Infante

La actividad se inauguró con las palabras de la poeta Lina de Feria, ganadora del concurso en su primera convocatoria con el poemario Casa que no existía. Lina se refirió a la historia del concurso y a la fortaleza que con los años ha ido tomando no solo institucionalmente sino entre los jóvenes escritores que cada año concursan.

En la categoría de cuento concursaron 16 obras, el jurado concedió dos menciones a los cuadernos “Octahedron” y “Los impares”, de la autoría de Yamila Peñalver y Claudia Damiani.

El premio en la categoría correspondió a la obra “Minutos de silencio”, del autor David Martínez, por su mirada que, sin perderse en melodramas o fruslerías politiqueras, obra desde el aspecto de las emociones sobre el tema de la guerra de Angola.

En la categoría de Ciencia Ficción y Fantasía, el jurado determinó otorgar mención a la obra “Todo va de miedo, Señorita Hathaway” presentado por Janette Pumariega, por su tratamiento cuidadoso del lenguaje y el uso acertado de metáforas y símbolos.

El premio se otorgó al volumen de cuentos “Lo mejor es soñar” de Raúl Piad, por su tratamiento peculiar de las inteligencias artificiales, situaciones históricas alternativas y la dinámica y desarrollo argumental mostrado.

Por otra parte, en Poesía, se otorgaron menciones a las obras “Al borde del camino” (Aida Montanarro); “Dejar caer el martillo” (Javier Peña); “Juego de Dios” (Leyla Sánchez); “Jugando a escribir po-e-sí-a” (Darcy Borrero); “Trama compacta” (Enzzo Hernández); “Tropismos” (Daniel Duarte) y “Teoremas humanos” (Darío Cisneros).

Mientras el premio se concedió a “Días de hormigas” de la autora Martha Hernández, “por la estructuración y coherencia del poemario como un ojo que gira, voyeurista y autocontemplativo, guiado por el leit motiv de las hormigas y en torno a la puesta en escena de un amor”.

Los premios fueron entregados por Alex Pausides, Presidente de la Asociación de Escritores de la UNEAC, Raúl Aguiar, Vicepresidente de la sección de Narrativa y Lina de Feria.