Exposición del Premio de Diseño de la UNEAC 2015, Enrique Martínez Blanco

Momentos significativos de la UNEAC en el 2016

Exposición del Premio de Diseño de la UNEAC 2015, Enrique Martínez Blanco

Etiquetas: 
Plásticos, Villa Manuela, Enrique Martínez Blanco, Premio de Diseño UNEAC
  • El artista Santos Toledo junto a Miguel Barnet y Pedro de la Hoz. Foto: Héctor Navarro
    El artista Santos Toledo junto a Miguel Barnet y Pedro de la Hoz. Foto: Héctor Navarro
  • Cuentibujos echa por tierra las opiniones sobre el diseñador como artista comprometido a una sola estética. Foto: Héctor Navarro
    Cuentibujos echa por tierra las opiniones sobre el diseñador como artista comprometido a una sola estética. Foto: Héctor Navarro

Para los amantes de la literatura, la visualidad de un libro es tan importante como su contenido. Si es infantil, más aún. La exposición personal del Premio de Diseño Eduardo Muñoz Bachs 2015, Enrique Martínez Blanco, se inauguró ayer  en la Galería Villa Manuela, fue prueba de los aportes posibles del diseño a la palabra impresa.

La galería de la UNEAC tiene una programación que beneficia a los miembros de la organización, de igual manera, las piezas que se exhiben muestran una frescura para apoyar tal aseveración. La propuesta presente en los meses de abril y mayo, Cuentibujos, echa por tierra las opiniones sobre el diseñador como artista comprometido con una sola estética. Las obras demuestran el paso por varios estadios de la figuración, en concordancia con el cuerpo ilustrado.

Fue necesario exponer los originales de Enrique Martínez para dejar por sentado su pertenencia a “la vieja guardia”. A los ilustradores formados en otros años, donde la tecnología no estaba sobre cada pieza con vida, se les puede caracterizar por su destreza en la línea, el dominio de la acuarela, del color y la presencia de diversos matices/influencias en la recreación de las ideas extraídas del texto encargado.

Cuando recorremos las obras de la galería parece que leyéramos los libros expuestos como muestra del producto ya terminado. Cada pieza es como si formara el apéndice de alguna anécdota. Los títulos no funcionan como provocación, sino como vínculo imprescindible con el proyecto inspirador: el libro.

Varios autores como Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, Migdalia Fonseca y Nicanor Parra han pasado por las manos de este dibujante, que recibe el premio de diseño por otorgar morfología a la imaginación del escritor. La galería de la UNEAC acoge en su sala no libros ni obras de arte; sino imaginarios, mundos de ficción que pertenecen a cada niño cuando sueña.