Falleció el historiador Jorge Ibarra Cuesta

Falleció el historiador Jorge Ibarra Cuesta

Etiquetas: 
Escritores, historia
  • Jorge Ibarra Cuesta (Santiago de Cuba, 1931-La Habana, 2017), Doctor en Ciencias Históricas y Premio Nacional de Historia.
    Jorge Ibarra Cuesta (Santiago de Cuba, 1931-La Habana, 2017), Doctor en Ciencias Históricas y Premio Nacional de Historia.

La Unión de Escritores y Artistas de Cuba lamenta el deceso este miércoles en La Habana, a los 85 años de edad víctima de una grave afección gastrointestinal, del historiador Jorge Ibarra Cuesta, uno de los más acuciosos y lúcidos investigadores en ese campo, autor de obras imprescindibles para entender el proceso de construcción de la nación cubana.

Por sus méritos fue distinguido con el Premio Nacional de Ciencias Sociales (1996), del Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano del Libro, y el Premio Nacional de Historia (2008), que otorga la Unión Nacional de Historiadores de Cuba, en ambos casos por la obra de toda la vida.

Natural de Santiago de Cuba, donde nació el 11 de agosto de 1931, cursó estudios iniciales en esa ciudad y luego en Estados Unidos. A su regreso se formó como abogado en la Universidad de Oriente. En el Santiago de los 50 participó en la lucha clandestina contra la dictadura.

Tras el triunfo revolucionario laboró en el Consejo Nacional de Cultura, se integró a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, trabajó en el  ICRT y el Instituto de Historia y fue desarrollando una obra consistente en la que destaca su contribución a la redacción del Manual de Historia de Cuba, de la Dirección Política de las FAR. La Universidad de La Habana se prestigió al titularlo Doctor en 1997. Fue activo miembro de la Asociación de Escritores de la UNEAC.

Su altura como ensayista se reveló en Ideología mambisa (1967); Aproximaciones a Clío (1979); Nación y cultura nacional (1981); Un análisis sicosocial del cubano: 1898-1925 (1985); Cuba: 1898-1921, partidos políticos y clases sociales (1993); Cuba: 1898-1958, estructuras y procesos sociales (1996); y Máximo Gómez frente al imperialismo (2000).

Sobre sí mismo, con modestia afirmó: “Solo me he planteado esbozar problemas, revisar las concepciones del pasado y discutirlo todo. No pretendo haber creado una nueva escuela o manera de ver las cosas. Si he realizado algunos aportes ha sido en el terreno de estimular la discusión y la crítica entre mis colegas. Es cierto que, como todo historiador, he sacado a relucir algunos hechos inéditos, pero la interpretación que le he dado está por discutir. En fin de cuentas, no soy yo quien valore con más conocimiento de causa mi obra, sino las nuevas promociones de historiadores”.

Al dedicársele a Ibarra la XVIII Feria Internacional del Libro de La Habana en 2009, su colega Fernando Martínez Heredia pronunció estas palabras válidas para enaltecer el legado de quien ahora se despide: “Jorge ha recorrido el largo camino con la bandera enhiesta del científico social y la militancia difícil del intelectual, con la honradez incólume, el prestigio lozano y creciente, y el ánimo siempre batallador”.