Fidel es luz, es Cuba

Fidel es luz, es Cuba

Etiquetas: 
Músicos, UNEAC, Homenaje, sala Villena, Fidel Castro
  • La UNEAC también celebra los 90 años del Líder de la Revolución Cubana. Fotos: Héctor Navarro
    La UNEAC también celebra los 90 años del Líder de la Revolución Cubana. Fotos: Héctor Navarro
  • La UNEAC también celebra los 90 años del Líder de la Revolución Cubana. Fotos: Héctor Navarro
    La UNEAC también celebra los 90 años del Líder de la Revolución Cubana. Fotos: Héctor Navarro
  • La UNEAC también celebra los 90 años del Líder de la Revolución Cubana. Fotos: Héctor Navarro
    La UNEAC también celebra los 90 años del Líder de la Revolución Cubana. Fotos: Héctor Navarro
  • La UNEAC también celebra los 90 años del Líder de la Revolución Cubana. Fotos: Héctor Navarro
    La UNEAC también celebra los 90 años del Líder de la Revolución Cubana. Fotos: Héctor Navarro

Un gran concierto dedicado a los 90 años del Líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, regalaron los integrantes de la academia de canto Mariana de Gonicht este lunes 13, en la sala de los grandes acontecimientos de la UNEAC.

El repertorio escogido con el más mínimo cuidado por su director Hugo Oslé mostró todo el talento de sus muchachos al interpretar obras patrióticas como La Bayamesa, Te doy una canción, Donde te encontré, Yo me quedo, Guantanamera, entre otras piezas cubanas.

Pero no solo lo nacional cobró brillo en las gargantas de estos jóvenes, temas en idioma ruso con el toque de lo caribeño también se disfrutaron en la sala Villena. La representante de la embajada de ese país europeo, invitada a la ceremonia, dio fe de este intercambio de culturas musicales.

Una de las canciones sirvió de telón para la representación de algunos de los miembros de la Escuela Cubana de Wushu de Roberto Vargas Lee, quienes hicieron gala de su mejor técnica en las artes marciales chinas.

Y la nota más excelsa la brindó la maestra María Eugenia Barrios, quien cantó Brindis de la Traviatta y Cecilia Valdés con el acompañamiento del coro que disfrutó al máximo la representación de una de las voces líricas más importantes de nuestro país. Su estilo bien refinado, aliñado con baile y placer, robó los aplausos de todos los asistentes.   

Al finalizar, Hugo Oslé dirigió unas palabras de agradecimiento a los amigos, intelectuales, directivos de la UNEAC, y relató cómo nació esta idea de realizar una jornada de conciertos dedicados al Comandante bajo el título Fidel es Cuba de quien aseveró “es y seguirá siendo un símbolo” de esta Isla, pues “nadie podrá con su bendito aché”.

También se refirió al próximo aniversario de Palabras a los intelectuales y su celebración en la Biblioteca Nacional José Martí, e invitó a Miguel Barnet a ofrecer sus impresiones sobre la actividad.

El presidente de la institución aseguró sentirse feliz por este regalo y dijo: “las únicas palabras para la academia son de apoyo, de estímulo y son estos jóvenes y Oslé, los que se merecen estos aplausos”. Más adelante refirió sobre la inquebrantable guía de Fidel y sentenció: “es la luz que nunca nos abandonará”.