Fiesta de la savia y de la magia del sabor cubano

Fiesta de la savia y de la magia del sabor cubano

Etiquetas: 
Casa de México, Centro Histórico
  • Promocional del evento
    Promocional del evento

Mucha magia en la creación e infinita disposición a seguir contribuyendo a la satisfacción del paladar del cubano y de todo aquel que visite el hermosísimo archipiélago cubano destacaron los temas abordados durante el Sexto Festival Gourmet. Sabores de Cuba y el mundo, efectuado en la sede de la Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez, en el Centro Histórico de La Habana Vieja.

Un evento que, al partir de la riqueza de las artes visuales, audiovisuales, la literatura e historia y la música, durante sus seis años de devenir, ha aportado y continúa aportando un sinnúmero de experiencias —teóricas y prácticas—, relacionadas (todas) con los inefables valores identitarios del arte culinario de cada región cubana pero, sobre todo, con el buen gusto de su cocina tradicional de ayer, de hoy, de siempre; en el rescate de su armonía y gusto ancestrales y, finalmente, en el desempeño que todo esto tiene para las exigencias del presente y del futuro desarrollo del turismo nacional y extranjero.

Entre los organizadores de dicho evento, único en Cuba, hay que destacar en primer lugar, a la Msc. Alicia García García, especialista del Dpto. de Patrimonio Fílmico del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC),  y quien paralelamente realiza este Proyecto alternativo asociada a la Casa de México, de la Oficina del Historiador, junto a las Direcciones de Infotur y Cultura de la ciudad de Bayamo, provincia oriental de Granma.

“En primer lugar, debo decir que provengo de una familia gastronómica. Mi padre fue un filósofo de la gastronomía; fundador de los famosos restaurantes (muy cubanos) Aljibe y Rancho Luna. Este proyecto decidí emprenderlo tomando como base la riqueza y el vasto contexto artístico, histórico-literario y cultural de nuestro país y, de manera fundamental, la gastronomía y la cocina criolla. Cómo ellas forman parte también de nuestra identidad; algo que se aquilata en muchísimas de nuestras expresiones artísticas, que parten de infinidad de sinergias. Algunos especialistas afirman que la gastronomía, la cocina y la alimentación transversalizan todo en la vida. Desafortunadamente, en nuestro país existe en estos momentos un gran divorcio de estas facetas desde un punto de vista cognoscitivo y en su aplicación práctica. Es por todo esto que este proyecto busca la indagación del mundo del arte culinario y la gastronomía desde la observancia del arte, la literatura, la historia, las cocinas regionales cubanas, la complacencia y exigencia del turismo...Es nutrir aún más al gran sentido de nuestras vidas que es el de alimentarnos de forma saludable y con amplio disfrute”, destacó la especialista para este Sitio Web.

Ante la interrogante sobre la posibilidad de incluir dicho proyecto como disciplina académica y como una de las fórmulas básicas para el conocimiento de un país y su pueblo subrayó que “desafortunadamente, aún nuestros medios de comunicación no están conscientes de que esta es una temática muy importante, y que no debiera ser relegada. En primer lugar, habría que concientizar a los periodistas en relación con este tema, tan legítimo y tan creativo como pudiera ser cualquier otro, al formar parte de la identidad nacional. No obstante, no nos encontramos en cero. En este sexto encuentro hemos contado con profesores universitarios especializados en Ciencias Alimentarias como la MSc. Nélida Pérez Hernández, con su exposición acerca del Slow Food Caribe, proyecto elaborado con vista a contrarrestar el negocio Fast-Food. Sí estimo que esto es aún algo elemental. La impartición de una asignatura promotora de estos temas contribuiría a la apertura de mentalidades, en especial, entre nuestros jóvenes. Debo recalcar que objetos de estudio e investigación como Cultura y Alimentación está presente en muchas universidades, al igual que en encuentros internacionales de cinematografía, en festivales gourmet del mundo entero…En un sinnúmero de espacios culturales. Estimo que todo ello merece ser concientizado por los claustros académicos de nuestro país y, en especial (reitero) en nuestros medios de comunicación, en la Escuela de Periodismo y Comunicación, y en el Instituto Internacional de Periodismo…En contraposición, sí quiero agregar sobre la existencia en Cuba, y por iniciativa del Líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, de un Instituto de Investigaciones de la Alimentación constituye un privilegio y, diría más, constituye un mérito. Es muy costoso en el mundo, al estar concebido para grandes países. Su existencia, sin lugar a dudas, es un orgullo para el país, mas los medios de comunicación tampoco se hacen eco de esto; de las investigaciones tan importantes e imprescindibles —como productos de la soya, como picadillo, yogurt…—, que se realizan allí con vista al consumo del pueblo. Tenemos que aprender a hacer trascender nuestras producciones alimentarias en símbolos identitarios, y lograr mantenerlos en óptimos grados de comercialización”.

El evento también profundizó en el proceso de transculturación alimentaria de la Isla y sus períodos de desarrollo histórico, económico y social —a partir de las culturas aborígenes hasta la fecha—; a la vez que al análisis de problemas como la eliminación de elementos químicos agresivos a los cultivos, entre otros de interés para la preservación y cuidado del medio ambiente.

Esta Fiesta de la savia y de la magia del Sabor cubano en su sexta ocasión, concluyó con la ceremonia de Premiación del Concurso de Fotografía Comer, beber, sentir, la cual tuvo como conductor al prestigioso pintor Manuel López Oliva.

A los patrocinadores de este Festival Gourmet. Sabores de Cuba y el mundo o como se atrevería a calificar quien escribe: Fiesta de la savia y de la magia del Sabor cubano —y, en específico a la Msc. Alicia García—, nuestro más sincero agradecimiento por su infinito amor a la Cubanidad, por su defensa a todos los espacios independientes para el desarrollo de la razón y el espíritu al conceder una participación activa entre las diversas comunidades culturales a nivel nacional y a permitir que los espacios de Cultura se conviertan en un universo de redes y portales que permita ampliar la brecha entre países desarrollados y subdesarrollados. La nuestra, por obligación, es una Cultura de síntesis como toda Cultura proteica, como todo continente multicultural. Defendamos, muy unidos, nuestra Cultura afianzándola en valores humanos, espirituales, revolucionarios. Porque prevalezca, ante todo, nuestra Cubanidad [1], en la que también se incluye la Fiesta de la savia y de la magia del Sabor cubano.

 

Notas:

[1] “(…) Si Fernando Ortiz (Abogado, historiador y antropólogo. La Habana, 16/VII/1881—10/IV/1969), no hubiese sido el Ortiz que conocemos, y si tuviera que definirlo, porque habría que precisar en qué consiste su mayor descubrimiento, yo diría que fue el descubridor del alma, o del espíritu si se quiere, que nutre y anima lo cubano, de las, dirían los filósofos, esencias cubanas (…) “Es importante distinguir la Cubanía como sentimiento de lo cubano de la Cubanidad como racionalidad de lo cubano. Sentir no es conocer, es amar y se ama lo que es tuyo, lo que te pertenece y a lo que tú perteneces. No es una decisión voluntaria ser quien eres, no puedes dejar de ser lo que eres, pero si es decisión personal decidir lo que amas. La Cubanidad, por otra parte, no es un sentimiento; es la comprensión racional de los procesos que te dan vida”. (Fragmentos de entrevista realizada por Astrid Barnet al historiador doctor Eduardo Torres Cuevas, para el Sitio Web CUBARTE, en septiembre 2011).