Fragmentos de la memoria: la danza y su impacto

Fragmentos de la memoria: la danza y su impacto

Etiquetas: 
danza, Universidad de las Artes
  • Compañía Los hijos del director (Cuba). Foto: Alexis Rodríguez García
    Compañía Los hijos del director (Cuba). Foto: Alexis Rodríguez García

Organizado por el departamento de Danzología de la Facultad de Arte Danzario de la Universidad de las Artes, desde el 3 y hasta el 6 de este mes se desarrolla el evento De la memoria fragmentada, un espacio teórico sobre la danza en Cuba.

Marylin Garbey principal promotora de esta cita confirmó que el evento surge con un nombre de una de las coreografías del maestro Ramiro Guerra y “tiene mucho que ver con los fragmentos de la memoria de la danza cubana que hemos intentado registrarlo a lo largo de estos treinta años”.

Desde la Facultad de Arte Danzario se ha estudiado la historia de la danza cubana, la biografía de grandes figuras. También se ha registrado la manera en que el cine cubano se ha unido a la danza para dejar constancia para la posteridad de lo que ha sido los grandes sucesos de la danza cubana.

“Este es un arte efímero que concluye cuando termina la función pero queda en el alma de los espectadores, entre ellos investigadores, y sobre todo estudiantes de la misma Facultad que concluyen sus estudios universitarios con un proyecto de investigación donde se han abordado diferentes temas que nos ha permitido tener una extensa bibliografía que, aunque a veces no circula como quisiéramos, organizamos eventos como estos para llamar la atención sobre ello”, señala.

La danza en el siglo XXI: diálogos, cuerpos, escenas, es el tema principal del encuentro que tiene como sede principal la Casa del Nuevo Cine Latinoamericano para las sesiones de ponencias, debates y presentaciones de libros y documentales. El evento que cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de las Artes Escénicas reúne a invitados de México, Chile, Francia, Chipre, Colombia, Brasil y Cuba, como país anfitrión.

De las actuales carencias, desde el punto de vista bibliográfico y testimonial, sobre la danza en nuestro país, Marylin Garbey, apunta:

“Hoy tenemos realmente un déficit muy grande en materia de historia y de teoría de la danza que contrasta con las grandes tradiciones danzarias que tenemos. Hay compañías como el Ballet Nacional de Cuba, el Conjunto Folclórico Nacional y Danza Contemporánea de Cuba de las cuales han salido grandes grupos de danzas de todas las manifestaciones. Realmente los teóricos no han estado a la altura de esas tradiciones de prácticas danzarias.

“Han pasado treinta años desde que se fundó la Facultad y todo ese material que ha salido de allí no ha circulado como debiera. Ese es uno, repito, de los grandes déficit que tenemos con el movimiento danzario cubano. Aquí hay grandes bailarines, grandes coreógrafos, maestros… que son solicitados en todos los lugares del mundo, sin embargo, nosotros no hemos sido capaces de estar a su altura, de contar esa historia como ellos se merecen.

“Hace apenas cuatro años surgió la carrera de Danzología que pretende ser ese núcleo que agrupe todo lo que se genera alrededor de la danza cubana. Para que eso de frutos nos queda unos cuántos años. Hemos hecho pequeños intentos: varios artículos en La Jiribilla, la Revista Tablas, hemos contribuido de diversas maneras, pero nos queda un mundo inmenso por trabajar y registrar.

“La danza cubana se lo merece, estamos en deuda con ella”.