Francia y Australia en la programación cinematográfica de la TVC

Francia y Australia en la programación cinematográfica de la TVC

Etiquetas: 
Medios audiovisuales, televisión cubana, crítica
  • Fotograma de la película El viaje de Bettie (Elle s'en va, 2013).
    Fotograma de la película El viaje de Bettie (Elle s'en va, 2013).
  • Cartel de la película El viaje de Bettie.
    Cartel de la película El viaje de Bettie.

Las películas del desierto, con personajes curtidos por el sol, casi siempre están asociadas al cine africano, enmarcado en un continente donde el clima se impone de manera dominante. Sin embargo, El rastro (The Tracker, 2002), de Rolf de Heer, que podrá verse la noche de este viernes en La Séptima puerta, por el canal Cubavisión, llega desde otra geografía, la australiana. La película cuenta la vida de un “rastreador”, oficio que se ocupa de analizar los signos y pistas descuidadas en la huida. El filme es interesante por varios motivos. Primero, porque maneja una puesta en escena y una dirección de actores exitosa; segundo, porque acerca al espectador occidental al mundo desértico de la Australia de los años 20 del pasado siglo; y tercero, porque tiene como telón de fondo una cultura indígena que todavía preserva prácticas milenarias que han servido para el trabajo de ilustres antropólogos, desembocando luego en importantes contribuciones al mundo de la ciencia. Tomando como cuartada algunas herramientas del western, el filme se eleva como una de las propuestas más interesantes de los últimos años venidas del lejano continente.

Cuando el escritor Stieg Larsson publicó su trilogía Millenium, no imaginaba el éxito que le reportaría, ni la acogida que tendría luego en el séptimo arte. Aunque es muy conocida la interesante adaptación que hiciera Davis Fincher en Estados Unidos, en Suecia, su país de origen, acometieron el trabajo de la adaptación, con iguales resultados. En el espacio de Telecine, al finalizar La Séptima puerta, podrá verse Millenium I: Los hombres que no amaban a las mujeres (Män som hatar kvinnor, 2009), dirigida por Niels Arden Oplev y protagonizada por Noomi Rapace, Michael Nyqvist Y Sven-Bertil Taube.  En la historia se reconstruye la investigación del periodista Michael Blomkvist, contratado por el ex-directivo de una gran compañía para que encuentre a su sobrina, desaparecida hace cuarenta años.

Hay un grupo de actores de fama reciente que han podido socavar el canon de belleza impuesto años atrás por la oleada del Star system norteamericano, y que contaba con nombres como Leonardo DiCaprio, Brad Pitt o Tom Cruise, que por cierto, ahora tratan de desmarcarse de las amaneradas actuaciones que los lanzaron al estrellato, aceptando papeles más comedidos y menos galantezcos. De esa nueva oleada, podríamos mencionar a Michael Fassbender, Oscar Isaac o Matthew McConaughey, pero todos podríamos estar de acuerdo en que el gran ícono del nuevo gesto actoral es Michael Shannon. Él es justamente el protagonista de la cinta norteamericana 99 Hogares (99 Homes, 2014), de Ramin Bahrani. Se trata de un thriller social, donde la mafia inmobiliaria pone en jaque el equilibrio de una familia, mientras le ofrece una forma aborrecible de reconstituirse.

Por su parte, el martes en la mañana, en el espacio Cinevisión que aparece por el canal Multivisión, podrá verse El viaje de Bettie (Elle s'en va, 2013), de la directora Emmanuelle Bercot, en calidad de estreno. Se trata de otra de las memorables apariciones de un ícono del cine: la veterana Catherine Deneuve. Es una película sin muchas pretensiones, a ratos convencional, pero que se enriquece con las imágenes y la vida de la Francia interior, esa que no vive la ebullición de los bulevares ni los cafés junto al Sena.

Me gustaría, para cerrar esta reseña, alertar sobre la multiplicación dentro de la programación de una película, posiblemente por falta de las coordinaciones necesarias entre los canales. Se trata de Steve Jobs, el último trabajo del carismático director Danny Boyle, y que aparece simultáneamente en Espectador crítico, el sábado en la noche por el Canal Educativo, el domingo en la tarde, en Arte siete, por el canal Cubavisión, y luego ese mismo domingo, pero un poco más tarde, por Multivisión, en Íconos del celuloide!!! Como era de esperar de un maestro del cine contemporáneo, acercarse a la vida de una figura histórica, en este caso, un magnate de la informática, iba a determinar otra vuelta de tuerca en los estilos biográficos del cine norteamericano. En este caso, Boyle optó por la representación teatral, a partir de la salida al mercado de sus propios descubrimientos. La naturaleza del destino, la familia, la amistad, son tópicos a los que se enfrenta este personaje, brillantemente interpretado por Michael Fassbender, donde la vida irremediablemente se convierte en una puesta en escena.