Grabar el jazz no es cosa fácil

Grabar el jazz no es cosa fácil

Etiquetas: 
Músicos, jazz, Jazz Plaza, Universidad de las Artes, Orestes Águila
  • Conversatorio con Orestes Águila en el Jazz Plaza, La Habana 2015.
    Conversatorio con Orestes Águila en el Jazz Plaza, La Habana 2015.

Sobre el reto de grabar a una orquesta de jazz con todos los músicos juntos en el mismo estudio y la adecuación de la tecnología disponible para lograr un resultado óptimo y distinguible, conversó el ingeniero de sonido Orestes Águila durante la primera sección del XI Coloquio Internacional de Jazz del Festival Internacional Jazz Plaza, La Habana 2015, celebrado en el salón de Mayo del Pabellón Cuba.

Graduado de la Universidad de las Artes (ISA), Orestes cuenta en su haber con varias producciones discográficas. Su exposición estuvo dirigida al proceso de creación del CD CUBA. The conversation continues, de Arturo O´Farrill and The Afro Cuban Jazz Orchestra, fonograma realizado en diciembre del 2014 y que obtuviera dos nominaciones a los premios Grammy.

En estudio de caso sobre todo el proceso de grabación, logró identificar tres zonas fundamentales para un buen resultado. El primero de ellos se refiere a la ubicación de cada ejecutante: todos juntos en el mismo estudio aunque separados en set pero con comunicación visual entre ellos, aspecto importante desde el punto de vista interpretativo y emocional, pues permite la retroalimentación, resultando una interacción improvisada como ocurre en la rumba, donde es obligatorio grabar con todos los integrantes obteniéndose un sonido insuperable.

La otra línea a destacar es el diseño sonoro. Son los ingenieros de sonido la “herramienta utilitaria” para representar sonoramente lo que el músico tiene en su mente, aludió.

Una última dirección subraya la seguridad para dar el ok, pues, según el especialista, la prueba de sonido puede ser la toma más espectacular.

Finalmente, ya logrados estos parámetros, quedó la búsqueda de un estudio de grabación ideal para satisfacer las exigencias demandadas; ese centro fue los Estudios Abdala, por el espacio —The Afro Cuban Jazz Ochestra es una agrupación grande— y la tecnología de punta que dispone.

En el fonograma participan varios artistas invitados, entre ellos Bobby Carcassés, Jesús Ricardo Andúz, niño revelación de la trompeta y Adán O´Farrill, hijo de Arturo.

CUBA. The conversation continues es un proyecto que se inició en la edición XXX del Jazz Plaza cuando Arturo invitó a importantes músicos cubanos a grabar un CD, materializado ya y del cual dicho públicamente dedicar a los músicos cubanos.