Gracias a la vida en la Casa del ALBA

Gracias a la vida en la Casa del ALBA

Etiquetas: 
Escritores, Casa del Alba Cultural, Lina de Feria, Aitana Alberti, Gerardo Alfonso
  • La lectura de Aitana incluyó una premier de su cuaderno Las Flores del bien, recién editado por Ediciones Papiro de Holguín.
    La lectura de Aitana incluyó una premier de su cuaderno Las Flores del bien, recién editado por Ediciones Papiro de Holguín.
  • Alberto Marrero, Premio Nacional Nicolás Guillén del 2015.
    Alberto Marrero, Premio Nacional Nicolás Guillén del 2015.

El pasado jueves la poeta Lina de Feria, anfitriona queridísima de la tertulia Gracias a la Vida, abrió las puertas del Alba regalándonos una verdadera tarde de lujo. A pesar de las amenazas de lluvia, la sala principal de la institución se colmó de personas que acudieron a disfrutar de la presencia anunciada de Aitana Alberti, Alberto Marrero y, como colofón, el trovador Gerardo Alfonso.

Tras algunas preguntas de Lina —a propósito, invitada especial a la actual edición de la Feria Internacional del Libro— y siempre con el interés de ahondar en las raíces de la Alberti León, la poeta argentina-española-cubana leyó versos de su libro Azimut publicado en Costa Rica en el 2010 y prologado por otra gran poeta cubana, Nancy Morejón.

Se trata de un conjunto de poemas que, como el nombre del volumen indica, trazan derroteros de su vida y en especial, fueron escuchados algunos hermosos textos dedicados a su familia formada por Rafael y María Teresa.

La lectura de Aitana incluyó también, una premier de su cuaderno Las Flores del bien recién editado en bella forma artesanal por Ediciones Papiro de Holguín y que incluyen ocho poemas dedicados a igual número de mujeres, de los cuales la autora hizo públicos algunos.

Por su parte el conocido poeta y narrador (más poeta que narrador, como él mismo confiesa) Alberto Marrero, (Premio Nacional Nicolás Guillén del 2015) fue sometido por la anfitriona del espacio a un verdadero examen de conciencia escritural. Las preguntas de Lina de Feria fueron de un diapasón a otro, desde los modos de creación particular en uno u otro género y las preferencias personales, hasta aquellas preguntas de fondo sobre las tendencias actuales de la literatura.

Las respuestas de Marrero, avezado crítico además, dejaron claro que “en la literatura cabemos todos” y manifestó su rechazo a cualquier postura excluyente e intolerante de creadores o grupos literarios con determinada tendencia estética. A su modo de ver, siempre que existan verdaderos valores literarios en una u otra forma de abordar la creación particular son aceptados todos los códigos. Lo demás lo dirán los públicos lectores que son los que recuerdan, conocen, olvidan o ignoran, al fin y al cabo, las obras que se escriben.

El colofón, ya se sabe, con Gerardo Alfonso quien interpretó a guitarra limpia algunos de sus temas más queridos por el público, que por cierto, pidió y fue complacido con otras canciones para cerrar la tarde.