Grandes estrenos y reposiciones memorables en la programación de la Televisión Cubana

Grandes estrenos y reposiciones memorables en la programación de la Televisión Cubana

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, televisión cubana
  • Fotograma de el filme de 1954, Veracruz.
    Fotograma de el filme de 1954, Veracruz.

Creo justo festejar un espacio cinematográfico de la TV Cubana como Senderos del Oeste, que aparece los miércoles (2:00 p.m., Cubavisión), porque el corpus de películas que integra este género, además de ser piezas importantes en la historia del cine, son la expresión más cabal de la construcción del imaginario americano. Vale la pena festejarlo, pues el equipo del programa ha sabido recuperar clásicos ya empolvados en la memoria de los cinéfilos, como es el caso de Veracruz (1954), de Robert Aldrich, que tiene un valor añadido: constituye la primera aparición de Sara Montiel en el cine norteamericano. Aldrich, que ha pasado a la posteridad como uno de los grandes artífices del melodrama en el cine de los Estados Unidos, realizó varias películas del oeste. Veracruz fue la segunda, después de Apache (1954), y toma a la Revolución mexicana como espacio operativo, sumando al conflicto un cargamento de oro y una trama pasional. Junto a la mítica Montiel, el reparto se vistió de gala con Burt Lancaster y Gary Cooper.

Por su parte, Pantalla documental, ese mismo miércoles, pero por el Canal educativo a las 10:00 p.m., estrena un largometraje con un tema apasionante: la posible existencia de vida extraterrestre. A la vieja usanza de series míticas como X-Files o Taken, en las cuales se daba testimonio de presencia alienígena, pero el Gobierno se las ingeniaba para ocultar esa presencia a las masas, el documental Sirius (2013), de Amardeep Kaleka, regresa sobre esta creencia, esta vez con la presencia de un experto que en 1993 el movimiento de divulgación y el Centro para el estudio de Inteligencia Extraterrestre. Para calzar su tesis, el documental muestra una evidencia, bastante curiosa por demás, de un ser alienígena de cerca de 20 centímetros de longitud, que fuera encontrado en el desierto de Atacama, en Chile. De acuerdo a las pruebas que se revelan en el documental, este pequeño ser no es oriundo de nuestro planeta. Se trata de un extraño material, que reflexiona acerca de las verdades ocultas en un mundo de aparente transparencia, de acuerdo a los postulados de la democracia y el liberalismo.

Otra película que no debe dejar de mencionarse, en relación a la programación de la semana, es El color del paraíso (Rang-e Khoda, 1999), de Majid Majidi. Típico de las geografías lejanas en el sentido eurocentrista, el cine iraní es conocido solo por un puñado de nombres liderados por Abbas Kiarostami y Mohsen Makhmalbaf. Sin embargo, Majidi es un realizador que, desde la década de 1990, cuando se inició como director, realiza un cine de autor de un alto compromiso tanto con sus ideas religiosas como con una estética extremadamente refinada. El color del paraíso narra el drama de un joven ciego con su padre, que se niega a aceptar esta discapacidad. El filme podrá verse, en carácter de reposición, el jueves 9:15 a.m. en Cine del recuerdo, por Cubavisión.   

La Séptima puerta, espacio que exhibe lo mejor del cine contemporáneo, se viste de lujo este viernes en la noche con uno de los filmes más estilizados y manieristas de la última década: Carol (2015), de Todd Haynes. Lo curioso del manierismo de Carol, es que se vuelca sobre una narrativa clásica, al estilo de las viejas películas de los años 40 y 50, cuando el peso radicaba en la historia misma. Se trata de un acercamiento a la vida femenina en un contexto hostil: los Estados Unidos de los años 50, donde la homosexualidad era tomado como algo aborrecible. Las protagonistas, unas descomunales Cate Blanchet y Rooney Mara, crean con su gestualidad las clave para acceder a esta tragedia por mediación de la sugerencia y no de la evidencia. No estaremos en presencia de un filme exhibicionista, se trata de un verdadero ejercicio de estilo donde cada apartado técnico explora las mismas posibilidades estéticas. En ese sentido, podría leerse como un filme de exhibicionismo estético, secundado por una bella historia de amor.

En concordancia con este espacio, el domingo a las 8:30 p.m. por Multivisión, podrá verse La chispa de la vida (2011), en Lo mejor de la Séptima puerta. Se trata de un filme de Alex de la Iglesia, que como nos tiene acostumbrado, padece de hiperrealismo y grandilocuencia, en el mejor sentido de los términos. Es una película que juzga el valor de la vida en un mundo tan mediatizado como el contemporáneo. Con esta invitación se cierran las propuestas televisivas de esta semana, con una invitación al debate y el disfrute.