Homenaje a Jorge Vistel Columbié en el espacio Jueves de tradición

Homenaje a Jorge Vistel Columbié en el espacio Jueves de tradición

Etiquetas: 
Músicos, Hurón Azul, UNEAC, danzón
  • El grupo Piquete Típico Cubano que dirige el maestro Vistel Columbié defiende el autentico danzón cubano.
    El grupo Piquete Típico Cubano que dirige el maestro Vistel Columbié defiende el autentico danzón cubano.
  • El grupo Piquete Típico Cubano que dirige el maestro Vistel Columbié defiende el autentico danzón cubano.
    El grupo Piquete Típico Cubano que dirige el maestro Vistel Columbié defiende el autentico danzón cubano.

«Oye como dice mi cantar […]. Cubanas son para bailar […] una guaracha, un buen danzón y el rítmico chachachá […]. Mucho sabor, encontrarás bailando este ritmo con las Estrellas Cubanas […]. A bailar, a gozar, con las Estrellas Cubanas».

El tema musical que identifica en el orbe sonoro insular a la emblemática orquesta Estrellas Cubanas, devino el mejor agasajo, en el Hurón Azul de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), al músico, compositor, arreglista y arquitecto Jorge Vistel Columbié, quien —en ese contexto— recibió merecidos reconocimientos por parte de la Asociación de Música de la UNEAC y de la Empresa Benny Moré, en virtud de sus notables aportes al desarrollo de la verdadera música cubana.

El maestro Vistel Columbié, procedente de una familia de ilustres músicos, dirige desde 2006 el Piquete Típico Cubano, fundado en 1963 por el pianista y musicólogo Odilio Urfé.

La función básica indispensable desempeñada por dicha agrupación no es otra que la promoción y conservación de la memoria sonora de esas orquestas de música bailable, que tuvieron una decisiva presencia en el proceso de formación de nuestra nacionalidad y de la personalidad básica de ese mestizo único e irrepetible, que vive, ama, crea y sueña en la mayor isla de las Antillas.

Por otra parte, tiene como principal objetivo potenciar el danzón, nuestro baile nacional, que hoy se mantiene como expresión genuina de nuestra identidad socio-cultural, símbolo de la nación cubana.

Durante los años 1963 y 1988, el Piquete Típico Cubano tuvo una destacada participación en actos culturales, giras nacionales, festivales del danzón, en la radio, la televisión y el cine… hasta que fuera objeto de la invisibilidad mediática que —desde hace varios años— padecen las orquestas típicas, de jazz band y los conjuntos soneros que tanto prestigio le dieran, dentro del país y fuera de él, a la música popular bailable en las décadas de los 40, 50, 60 y 70 de la pasada centuria, y que apenas se escuchan en las ondas hertzianas, y se ven en la pantalla chica, con honrosas excepciones, que las hay.

En la actualidad, esa orquesta danzonera interpreta la música de nuestros antológicos compositores, y fundamentalmente, el danzón para beneplácito de los bailadores y amantes de la buena música.

Para halagar al maestro Jorge Vistel Columbié, la orquesta Estrellas Cubanas interpretó —entre otros géneros que cultiva esa agrupación charanguera— danzones, cha cha chás, boleros y sones montunos, que integran el repertorio clásico y actual de la orquesta, fundada en 1959 por el maestro Félix Reyna, y hoy dirigida por el violinista Gilberto Valdés.

Los tres violines, la flauta, interpretada por una encantadora instrumentista, el piano y el bajo, la percusión y las acopladas voces de los tres jóvenes vocalistas, estuvieron en función de llevar la auténtica música cubana a los participantes en el espacio Jueves de tradición.

A dicha actividad, asistieron el maestro Guido López-Gavilán, presidente de la Asociación de Música de la UNEAC, la licenciada Cary Diez, subdirectora del evento Cubadisco, músicos, público bailador y representantes de la prensa local.