Honrar, honra

Momentos significativos de la UNEAC en el 2015

Honrar, honra

Etiquetas: 
Escritores, Literatura, Ciencias Sociales, historia
  • En la ceremonia distintas personalidades de las ciencias sociales manifestaron la entrega y dedicación de los tres galardonados.Fotos: Abel Rojas
    En la ceremonia distintas personalidades de las ciencias sociales manifestaron la entrega y dedicación de los tres galardonados.Fotos: Abel Rojas

Recientemente tres intelectuales cubanos recibieron importantes reconocimientos. Al historiador e investigador Juan Valdés Paz le fue otorgado el Premio Nacional de Ciencias Sociales. Por su parte el también investigador Oscar Zanetti, quien ya obtuvo este galardón con anterioridad, recibió en esta ocasión el Premio Nacional de Historia y al escritor y filósofo Amando Cristóbal Pérez le fue entregada la réplica del machete de Máximo Gómez.

Estos reconocimientos, que vienen a premiar toda una vida dedicada al desarrollo de las ciencias sociales en nuestro país, fue el pretexto oportuno para desde la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y organizado por la Sección de Literatura Histórica y Social, perteneciente a la Asociación de Escritores de la institución, se le realizara un merecido homenaje a estos tres intelectuales. En la ceremonia, los tres galardonados agradecieron este gesto de la UNEAC, después de que un colega de cada uno de ellos se refiriera a su obra.

El primero en intervenir fue el intelectual Luis Suárez quien se refirió a la labor de Juan Valdés Paz durante su trabajo en el Centro de Estudios sobre América, al cual se incorporó a trabajar pocos años después de su fundación. Suárez añadió que Juan Valdés Paz siempre fue una de las columnas vertebrales del centro. “No solo por el aporte constante que realizó a su funcionamiento y a la dirección colectiva de la institución, a su trabajo político, científico y editorial, sino porque se convirtió en uno de mis maestros”, expresó Luis Suárez.

Suárez recordó también palabras pronunciadas recientemente por Juan Valdés Paz refiriéndose a las ciencias sociales cubanas, campo de estudio al que ha dedicado su vida. “En nuestra comprensión colectiva, el desarrollo de las ciencias sociales en nuestro país tiene que tener siempre como uno de sus objetivos y temas centrales el estudio de la sociedad cubana en todos sus campos. Nuestras ciencias sociales, dijo Juan, no serán suficientemente madura, ni tendrán el reconocimiento internacional que estas se merecen si no alcanzamos una mirada más profunda y un conocimiento más profundo de nuestra sociedad en sus multifacéticas relaciones con el mundo y el continente que nos rodea” declaró Luis Suarez.

Luis Suárez añadió que Juan Valdés Paz se retiró en el año 2000 y desde entonces su trabajo intelectual continuó ascendiendo, con publicaciones, libros y docencia.

Por su parte el historiador y profesor Sergio Guerra se refirió a la obra de Oscar Zanetti, a quién lo une una larga relación la cual comenzó como su alumno y ha terminado ahora como compañeros de trabajo.

Guerra se refirió a las obras tempranas de Oscar Zanetti. Recodó además que después de su graduación lo nombraron para dirigir un proyecto de investigación que fue todo un acontecimiento en su época, un proyecto que aun a pesar del tiempo, se mantiene como un paradigma de una investigación histórica. El trabajo “La United Fruit Company en Cuba”, hace referencia, como indica su nombre, desde los antecedentes de la compañía, hasta el impacto que tuvo la revolución cubana en ella y finalmente la expropiación.

Sergio Guerra se refirió además, a los libros “Comercio y Poder”, “Historia mínima de Cuba” y a “Caminos para el azúcar”, que en su opinión, es la mejor investigación que se ha hecho en el país sobe la historia de los ferrocarriles.

Explicó que en su opinión, toda la obra de Zanetti se caracteriza por su rigurosidad. Agregó que Zanetti es, de todos los historiadores que compitieron trabajo profesional en la Universidad de la Habana era y sigue siendo el primero, aunque ya no esté trabajando allí. Esa primicia, agregó, tiene que ver con muchas cosas.

“Tenía que ver y tiene que ver con el rigor de investigador, con el carácter exhaustivo con que realiza la investigación y la culmina. Tiene que ver con una cultura vasta que domina y que transpira en su oba. Y tiene que ver también por el esfuerzo que hace y que consigue de hace una posa sabrosa, original, una prosa rica” explicó Sergio Guerra.

Zanetti también dirigió durante muchos años el Departamento de Historia de Cuba de la UH, donde una “concepción diseñada por él, que todavía se mantiene, de ir escalonadamente entregándoles las armas para su conversión en un investigador de historia. Desde que en primer año empieza a hacer un resumen de un libro, hasta culmina con una investigación en una tesis de licenciatura” explico Guerra y añadió que Zanetti también tuvo a su cargo, junto al profeso Alejandro García, la elaboración del primer texto cubano de metodología de la investigación histórica.

 Sergio Guerra concluyó afirmando que sea la historia una ciencia o no, sin dudas en Cuba si tenemos un científico en este campo, el profeso Oscar Zanetti.

La filósofa Isabel Monal fue la encargada de referirse en este homenaje a su colega Armando Cristóbal Pérez. En el inicio de su intervención, la doctora Monal explicó que primero lo conoció como autor de sus muchas novelas. Aunque reconoció no ser una especialista en esta parte literaria de Armando, sin embargo confesó que los disfruta “con esa prosa directa, llana”.

Sobre su producción en las ciencias sociales, la doctora Monal se refirió a Cristóbal Pérez como uno de los teóricos más serios, profundos, creativos para el desarrollo del marxismo en Cuba.

“En este sentido, aprecio enormemente, creo que es uno de los temas por los cuales es reconocido por la comunidad de científicos sociales en Cuba sus trabajos sobre nación y nacionalidad, que el trabaja no solo desde el punto de vista de las ciencias políticas propiamente dicha, sino que le da esa gran dimensión de teoría política” destacó además la filósofa Isabel Monal.

Las carreras de Juan Valdés Paz, Oscar Zanetti y Armando Cristóbal Pérez no terminan, sin embargo este homenaje es un reconocimiento merecido a toda su trayectoria y la seguridad de que sus obras continuarán ahora incluso con más fuerza.