Humor a la mesa en la sala Villena

Festival Aquelarre

Humor a la mesa en la sala Villena

Etiquetas: 
Festival del Humor Aquelarre, humor, Escénicos, sala Villena
  • Continúan este viernes las sesiones del Aquelarre en la sala Villena.
    Continúan este viernes las sesiones del Aquelarre en la sala Villena.

En la mañana de ayer y como parte de las actividades del Festival del Humor Aquelarre se exhibieron, en la sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, (UNEAC) las obras concursantes en las categorías de video clip, cortos de ficción y audiovisuales, esta última posee por vez primera significativa presencia en este evento.

Bien se conoce que el humor es un elemento clave en la idiosincrasia del cubano; esa chispa que nos hace únicos y nos ha hecho salir adelante en momentos difíciles; esa capacidad para ironizar cada situación y encontrarle el lado divertido, pues la virtud de parodiar cualquier realidades una cualidad que caracteriza a casi todos los nativos de la Isla.

Los audiovisuales en concurso son En humor a la verdad, programa que seleccionó para competir el aparte La salud donde se entrevista a la doctora Beatriz Torre sobre los casos que atiende en su consulta de sexología. Se conoceque el cubano no escatima si de erotismo y sexualidad se trata, ya que –al igual que el humor– es casi una condición innata en nuestra personalidad; también se encuentra Vivir del cuento que trae a Pánfilo y a Chequera haciendo de las suyas en el caso Bienvenido MrChen, mientras que el programa Por cuenta propia recrea, en La agrupación femenina, el humor realizado mujeres.

En la categoría de video clip se encuentra Pa-Casa de Dominga, de los directores Dexter Reyes y Nelson Rosell, así como la gustada canción de Buena Fe con Frank Delgado Casanova, Cecilia Valdés y La Bella Durmiente donde se aborda, desde otra perspectiva, la sexualidad.

Por último, en el apartado de ficción, se encuentran los cortos de Eduardo del Llano Épica y No somos nada. Este último centra su trama en una funeraria donde en el único lugar que hay cobertura para los celulares es encima del cadáver, a lo que una de las presentes del velorio respondió: ¡Claro si trabaja en Etecsa!

El corto no solo recrea el peculiar humorismo que nos identifica, sino que apela a la falta de valores de la sociedad actual, pues pone en voz de los personajes actitudes de las generaciones más jóvenes como es el caso de la trabajadora de la funeraria, muchacha con una jerga despectiva y tono de voz completamente indecente que brinda sus opiniones sin respecto alguno. Aquel velorio se convierte el contexto perfecto para “resolver” cuestiones de índole constructivo. Ciertas las palabras del personaje que encarna Mario Limonta, galardonado este año con el Premio Nacional del Humor: “No somos nada, hermano, polvo y ceniza”.

La sesión de hoy continúa exhibiendo las obras en concurso y en la tarde, a la 2:00 p.m., se efectuará las premiaciones en las categorías de salón de humor gráfico, audiovisuales y obras literarias.