Ida y vuelta de un joven jazzista

Ida y vuelta de un joven jazzista

Etiquetas: 
Músicos, jazz, JoJazz
  • Se destacó el rigor profesional del encartado y de los músicos que lo acompañan. Emana de ellos mesura y equilibrio en la interpretación, afirmó la presentadora. Foto del autor
    Se destacó el rigor profesional del encartado y de los músicos que lo acompañan. Emana de ellos mesura y equilibrio en la interpretación, afirmó la presentadora. Foto del autor

Uno de los más importantes jóvenes jazzistas cubanos de la escena nacional e internacional, el saxofonista y clarinetista Janio Abreú, acaba de presentar su último trabajo discográfico, Ida y vuelta, rubricado bajo la productora Bis Music.

El Club La Zorra y el cuervo, lugar habitual y cómplice de su quehacer artístico, acogió el lanzamiento. El fonograma fue presentado por la musicóloga Gloria Ochoa.

Gloria enmarca el trabajo de Janio, también director de la agrupación Aires de Concierto,  en el grupo selecto de jóvenes que hacen del jazz una patria, la mayoría provenientes de las escuelas de arte, “son la vanguardia, hay que proteger este movimiento y lograr que la industria musical plasme para el futuro esta historia que acontece ahora mismo”, señaló.

Respecto a Janio, ganador también del Jojazz, dijo que ya era hora de que sacara un disco que mostrara su trabajo, sobre todo, la experimentación, “es un momento de salto, de madurez artística y profesional…él y su grupo han buscado un sonido que los identifiquen”, acotó.

Considera también que Janio es una artista de mucha pluralidad, ha logrado una estética muy suya que parte del formato tradicional del jazz y que él inserta en un quinteto muy cubano, “aquí podemos encontrar desde un jazz hasta una contradanza, danzón, yambú, son; parte de sus asimilación de las bases raigales de la música cubana”, destacó.

Refirió el rigor profesional del encartado y de los músicos que lo acompañan. Emana de ellos mesura y equilibrio en la interpretación. El jazz, dijo, tiene la impronta de la improvisación, “hay que saber que se toca”. 

Esta placa enriquece el panorama jazzístico cubano. Es una propuesta musical madura, a opinión de Gloria, Janio experimenta un salto como intérprete y compositor, resume la estética de un virtuoso del instrumento de viento, que asume el jazz como forma de expresión e identidad,  “esto lo hace merecedor  de un lugar como líder en el movimiento de jóvenes jazzistas cubanos”, concluyó.

Por su parte, Abreú, refirió alegría con este volumen. Surge resultado de un evento existencial: su participación en intercambio estudiantil con EE. UU. Allí conoció a Víctor Goin, famoso saxofonista, “para mí era el hombre que tocaba el clarinete en la derecha de la Orquesta de Wynton Marsalis: la Lincon Center, no lo conocía”, confesó.

A partir de aquí, continuó, nació una amistad que repercutió en su carrera profesional. El disco es resultado de las experiencias de ese viaje, por eso ida y vuelta, porque resultó un camino nuevo para su vida y profesión.

Durante un año estudió en EE. UU. Allí se percató de la trascendencia e importancia de la música cubana, ritmos como el changüí son centro de atención, “aprendí el nivel de compromiso y de estudio sobre tus raíces”, aseguró.

Sobre el disco, agradeció el acompañamiento de los músicos de su grupo; “se siente en ellos el deseo de entenderse y plasmar en el disco las ganas de hacer música”. Invitado especial al piano, Alejandro Falcón, interpreta un número de su autoría: Con aire de Danzón.

El disco se complementa con vídeo clip, en proceso. Se enviará a la edición del concurso Cubadisco 2018 y los Grammy Latinos en el género de Jazz. A partir del 23 de marzo se comercializará en todas las tiendas online del mundo.