Impulsos a base de historias

Momentos significativos de la UNEAC en el 2015

Impulsos a base de historias

Etiquetas: 
literatura juvenil, la Mazorca, Escritores, UNEAC
  • La sesión contó de tres grandes momentos donde jóvenes relataron buenas historietas.
    La sesión contó de tres grandes momentos donde jóvenes relataron buenas historietas.

Más de una historia se entrelazó en el habitual espacio la Mazorca propuesto por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) para fomentar la literatura juvenil. Esta vez sirvió como pretexto, en la tarde del martes 30 de septiembre en el patio del bar Hurón Azul, el tema de literatura en el rock, pues los cuentos fueron dueños del escenario.

La sesión contó de tres grandes momentos donde la voz de los rostros jóvenes reflejó su imaginación en buenas historietas, la mayoría jocosas, las cuales mezcladas de a poco —entre verdades y ficción—, recrean el escenario cubano, el gusto del rock por sus seguidores, las emociones humanas y hasta conflictos de la sociedad actual.

Tal es caso de La certeza, de Claudia Tamiami quien abordó en su relato el tema de la homosexualidad y la reacción de una muchacha al enterarse que el chico que le gustaba se sentía atraído por su mejor amigo. Conflictos interpersonales y a la vez un caso que no dista de ser una situación real. O el sexo brutal de dos personas que simplemente se interesan por satisfacerse y nada más. Cuantas emociones, sentimientos, o más bien la carencia de ambos es lo que lleva a tal contexto. También sirve de pretexto la secuencia matemáticas de Fibonacci y el erotismo para recrear la historia del humorista Jorge Bacallao, o el mismísimo del patio de María —donde los rockeros tenían su espacio— para desarrollar el apetito que pueda sentir un hombre por una mujer. Situaciones múltiples, pero con un denominador común: el ser humano, y en este caso, mezclado con un poco rock.

Los poemas y la trova estuvieron presentes y si de cuentos se trata la cita es el bar Hurón Azul los últimos martes de cada mes, los tópicos son variados, cada encuentro propone retos y una aproximación hacia la creación de los jóvenes cubanos. La risa y buena vibra no faltará, además la cita con la literatura siempre propone ideas y una constante búsqueda de eso que llamamos reflexión.