Inaugurada la XV Fiesta del Tambor en el Teatro Mella

Inaugurada la XV Fiesta del Tambor en el Teatro Mella

Etiquetas: 
Músicos, Fiesta del Tambor, cultura cubana, Teatro Mella
  • Una inauguración al compás de tambores, ritos religiosos y baile español fue el atractivo principal de esta edición. Fotos del autor.
    Una inauguración al compás de tambores, ritos religiosos y baile español fue el atractivo principal de esta edición. Fotos del autor.
  • Una inauguración al compás de tambores, ritos religiosos y baile español fue el atractivo principal de esta edición. Fotos del autor.
    Una inauguración al compás de tambores, ritos religiosos y baile español fue el atractivo principal de esta edición. Fotos del autor.

Con grandes expectativas fue inaugurada la XV Fiesta del Tambor con la gala  “La Danza y el Tambor”, dirigida por el maestro Santiago Alfonso, Premio Nacional de Danza. El Teatro Mella es sede principal de esta fiesta que concluirá el domingo 6 de marzo con la entrega de los premios de percusión,  baile de casino y rumba en el propio Mella.

En el lobby del teatro, el grupo Nsila Cheche realizó un ritual con cantos espiritistas dedicado a la memoria del maestro Guillermo Barreto, figura a quien se dedica esta edición del tambor. El escritor y etnólogo Miguel Barnet, presidente de la UNEAC y de la Fundación Fernando Ortiz, dedicó frases de elogio al grupo por su labor en la defensa de la identidad nacional.

La locutora Raquel Mayedo estuvo a cargo de la conducción del espectáculo; mientras que Giraldo Piloto, director general del evento, agradeció la presencia de Barnet y de muchos de los patrocinadores e instituciones culturales.

El Conjunto Folclórico Nacional fue el encargado de abrir con Éshu y posteriormente interpretó Obbateleo, con coreografía Manolo Micler. Ambas obras de poseen un marcado carácter afrocubano y yoruba. Posteriormente la compañía Irene Rodríguez realizó dos coreografías Zapateao, pieza de raíces hispánicas y campesinas y Dime, baile con mucho garbo y salero español.

La compañía Habana Compás Dance, bajo el sello de Eduardo Córdova, estableció un contrapunteo de percusión afrocubana y castañuelas españolas en una concebida coreografía de Liliet Rivera y Reynier Soler titulada En clave y percusión.

Las piezas Yo quiero ser y Consuélate como yo estuvieron a cargo de la compañía de Santiago Alfonso, quien logró en la dirección de este espectáculo una rápida sucesión de estilos y modos de hacer la danza en Cuba, con gran impacto visual que provocó el aplauso de un público conocedor del baile y percusión.