Intelectuales cubanos en defensa de la historia y la cultura

Intelectuales cubanos en defensa de la historia y la cultura

Etiquetas: 
UNEAC, Consejo Nacional, cultura cubana
  • V Consejo Nacional de la UNEAC desde la sala-teatro del Museo Nacional de Bellas Artes. Fotos: Rubén Ricardo Infante
    V Consejo Nacional de la UNEAC desde la sala-teatro del Museo Nacional de Bellas Artes. Fotos: Rubén Ricardo Infante
  • Directivos del V Consejo Nacional de la UNEAC. Fotos: Rubén Ricardo Infante
    Directivos del V Consejo Nacional de la UNEAC. Fotos: Rubén Ricardo Infante
  • V Consejo Nacional de la UNEAC desde la sala-teatro del Museo Nacional de Bellas Artes. Fotos: Rubén Ricardo Infante
    V Consejo Nacional de la UNEAC desde la sala-teatro del Museo Nacional de Bellas Artes. Fotos: Rubén Ricardo Infante

El Consejo Nacional de la UNEAC, realizado este 10 de mayo, fue presidido por Miguel Barnet Lanza, presidente, junto a Luis Morlote Rivas, vicepresidente primero de la organización, Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura; Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros y Roberto Montesinos Pérez, jefe de Departamento del Comité Central.

En el encuentro también estaban presentes: Alpidio Alonso, funcionario del Comité Central del Partido, Rubiel García González, presidente de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y Nereida López Labrada, secretaria del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC).

Como parte del diálogo de la UNEAC con las instituciones, centros y consejos, en la sala-teatro del Museo Nacional de Bellas Artes, se encontraban los viceministros del ramo junto a los directores y presidentes de los mismos.

Alicia Valdés, se refirió al trabajo de la comisión Cultura, Turismo y Espacio Públicos: “ …estas etapas de trabajo han sobresalido por las inquietudes expresadas respecto a lo relativo a las artes visuales y la música”, acerca del diseño de nuevos hoteles y sus propuestas artísticas y la presentación de artistas y la calidad de los mismos.

Norge Espinosa se refirió a la necesidad de establecer una constante renovación dentro de las filas de la UNEAC, para que en cada crecimiento nuevos miembros se incorporen a la misma y nutran la organización.

Por su parte, Desiderio Navarro realizó un recuento de cómo, en los últimos años, los usos y soportes donde se utiliza la bandera cubana se han extendido. Al mismo tiempo que en nuestras calles, cada día vemos a más individuos que usan ropa donde está la imagen de la bandera de los Estados Unidos de América.

El crítico de cine Rolando Pérez Betancourt hizo hincapié en la necesaria articulación de un pensamiento ideológico para los contenidos periodísticos.

En otras intervenciones, los artistas miembros de la UNEAC ofrecieron juicios de valor para concebir una acertada programación cultural, la promoción de los artistas en los medios de comunicación y el papel de la UNEAC para fortalecer el cumplimiento de la política cultural de la nación.

Abel Prieto, realizó una pormenorizada respuesta y complemento a cada una de las intervenciones, ofreciendo útiles apreciaciones sobre los principales procesos discutidos.

En sus palabras, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, reconoció el trabajo de la UNEAC, la sistematicidad en cada uno de los planteamientos y acuerdos derivados del VIII Congreso y cómo se le ha dado respuesta. A su entender, el trabajo cultural en Cuba descansa en dos direcciones fundamentales: el desempeño de las instituciones culturales y el aporte de la vanguardia artística, agrupada fundamentalmente en la AHS y la UNEAC.

Díaz-Canel insistió en la necesidad de que la política cultural de la Revolución se aplique en todos los espacios y que se haya demostrado una preocupación por todos los temas, desde la batalla simbólica y cómo enfrentarla, hasta el debate sobre el mejoramiento de nuestra comunicación social.

En sus palabras, también mencionó la importancia de conocer los códigos audiovisuales y en las redes sociales, debido a que este es un lenguaje que se convierte en novedoso para los jóvenes.

Antes de concluir, el dirigente instó a los intelectuales a participar en estos medios y en los debates que tienen lugar, a aportar desde sus experiencias y conocimientos, a la cultura de la nación.