Jolgorio solidario entre pueblos y representantes de saberes y verdades

Premio Casa de las Américas 2020

Jolgorio solidario entre pueblos y representantes de saberes y verdades

Nuevamente nuestra Casa literaria continental, la Casa de las Américas se honra con la edición 61 de su Premio. En esta oportunidad se engalana con orgullo y satisfacción de lo mejor de la intelectualidad latinoamericana y caribeña, y en momentos extremadamente difíciles en este otro lado del mundo, donde las campañas diversionistas e imperialistas para mostrar las verdaderas realidades de nuestros pueblos se recrudecen.

Más de una veintena de plumas se han dado cita en esta edición que promueve desde 1960 la Mayor de las Antillas revolucionaria, tratando no solo de lograr expandir el conocimiento de lo mejor de las letras y el arte de este continente, sino también la solidaridad bolivariana y martiana entre todos, a partir de saberes y conciencias legítimas.

Al realizar la apertura de este importante Certamen, Abel Prieto Jiménez, presidente de la Casa de las Américas, rememoró los testimonios de dos escritores latinoamericanos “muy nuestros”:

Dijo Julio Cortázar: “La Casa empezó cuando todo era abrumadoramente precario y difícil (…). El Premio representaba entonces algo así como un desafío inesperado, (…) no solamente era difícil participar en él como candidato o como jurado, sino que todo el (…) proceso resultaba aún más difícil; la composición e impresión de los libros (…), el papel, las tintas y las máquinas casi siempre ausentes o deficientes, y la distribución al exterior que en muchos casos tenía más de ideal que de realización práctica”.

A su vez Mario Benedetti, cuyo centenario recordaremos en los próximos días, durante la Feria del Libro, nos dejó un testimonio muy revelador de la tenacidad de esta Casa, que fue, sin ninguna duda, su Casa, durante muchos y muy fecundos años: “La Casa (…) hizo tremendos y exitosos esfuerzos por vencer el bloqueo cultural y siguió trayendo a latinoamericanos (…), aunque para ello tuviera que traerlos a través de complicadísimos itinerarios que pasaban por Checoslovaquia, Irlanda y Canadá (…)”.

Destacó Prieto Jiménez que “este Premio Casa 2020 hubo que hacerlo en condiciones de extrema tensión por la política de la administración Trump, que ha reforzado ese bloqueo y su agresividad hasta límites inconcebibles, realmente inéditos”.

Más adelante trajo consigo el recuerdo del inolvidable intelectual cubano Roberto Fernández Retamar “director de la revista Casa desde 1965 y presidente de esta institución durante más de treinta años. Es una ausencia dolorosa, una herida muy difícil de curar (incurable seguramente). Su liderazgo, la hondura de sus reflexiones y de su poesía, llenaron los espacios de la Casa, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, de la Universidad de la Habana, del Centro de Estudios Martianos y de toda nuestra cultura y dejaron una huella irrepetible. Nos legó una obra mayor, trascendente, que ha nutrido de modo decisivo el pensamiento de la descolonización a escala universal. Nadie como Roberto supo desmontar de manera tan lúcida y aguda los estereotipos, las palabras y conceptos engañosos, la mirada colonizadora, eurocentrista y yanquicentrista, y el mito de la superioridad de Occidente sobre los pueblos del Oriente y del Sur”.

A continuación, el Presidente de la Casa de las Américas puntualizó que “la Casa se levanta sobre una plataforma conceptual que tiene que ver con todo ese desmontaje que hizo Roberto. Y tiene que ver obviamente con Bolívar, Martí y Fidel; con los aportes de muy numerosos creadores, de la cultura popular, del patrimonio vivo tan rico que tenemos, de toda esa impresionante acumulación multicultural (liberadora y anticolonial) del ámbito latinoamericano y caribeño”.

Hasta el día treinta del presente mes están programadas un gran número de actividades relacionadas con este certamen y sus miembros del jurado. Ese día, el último, tendrá lugar la entrega de los Premios Casa de las Américas 2020. Jolgorio solidario entre nuestros pueblos y sus representantes de saberes y verdades.