La Asociación Cubana de Naciones Unidas evoca la memoria de Armando Hart Dávalos

La Asociación Cubana de Naciones Unidas evoca la memoria de Armando Hart Dávalos

Etiquetas: 
Asociación Cubana de Naciones Unidas
  • Foto: Radio Cadena Agramonte
    Foto: Radio Cadena Agramonte

La memoria del doctor Armando Hart Dávalos (1930-2017), presidente de honor de la Comisión de Cultura de la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU) fue evocada en la sede capitalina de dicha organización no gubernamental. 

Las palabras de apertura estuvieron a cargo del colega Pedro Martínez Pírez, Premio Nacional de Periodismo José Martí y de Radio, quien reseñó la fecunda trayectoria profesional y revolucionaria del desaparecido abogado y figura “clave” del Movimiento 26 de Julio (M-26-7)

En su emotiva intervención, el también presidente de la Comisión de Prensa de la ACNU y subdirector de Radio Habana Cuba, explicó al auditorio que Hart Dávalos era doctor en Derecho por la Universidad de La Habana, y un apasionado estudioso del vigente pensamiento martiano y marxista.

El ilustre jurista cubano se integró en cuerpo, mente y espíritu al M-26-7, y colaboró estrechamente con el combatiente revolucionario Frank País García (1934-1957), caído en confrontación bélica con los esbirros batistianos en Santiago de Cuba, entonces capital de la antigua provincia de Oriente.

Después del triunfo revolucionario de enero de 1959, ocupó las carteras de Educación y Cultura y fue primer secretario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la Ciudad Heroica, así como miembro del Buró Político y del Comité Central del PCC, y diputado al Parlamento cubano desde su creación en nuestro archipiélago, en la década de los años 70 de la pasada centuria.

La ingente labor intelectual desplegada por el doctor Hart Dávalos está estrechamente vinculada al desarrollo de la Revolución Cubana, ya que el presidente de la Sociedad Cultural José Martí y de la Oficina del Programa de Estudios Martianos fue uno de los principales artífices de la lucha por la definitiva independencia de la mayor isla de las Antillas, sobre todo desde el punto de vista político-ideológico.

Las trincheras fundamentales —desde las que defendiera con razón y emoción las conquistas sociales alcanzadas por el proceso revolucionario cubano—  fueron el ejercicio periodístico en los más disímiles medios nacionales de prensa y el cultivo del ensayo literario de carácter histórico-social.

Tanto en los artículos que escribía para las publicaciones periódicas, como en los textos ensayísticos que diera a la luz durante su fecunda existencia terrenal, prevalecían los enfoques martiano y marxista, percibidos por él como idearios que se complementan, o sea, concebidos en estrecha relación dialéctica.

Por otra parte, Martínez Pírez recordó a los presentes las intervenciones puntuales del doctor Hart Dávalos en el salón de actos Dr. Raúl Roa García, de la ACNU, donde un tema que reiteraba en cada una de sus disertaciones era la historia de las constituciones de la República de Cuba: desde la de 1869, 1902, 1940, 1976 (modificada en 1992), así como el cabal comprensión que los ciudadanos insulares deben tener de la vigente Carta Magna para que puedan conocer los deberes y derechos recogidos en los disímiles artículos que la configuran.

En este sucinto recuento, no es posible obviar el dolor que experimentara Hart Dávalos como consecuencia de la lamentable pérdida de la madre de los hijos y compañera en la lucha revolucionaria, Haydee Santamaría Cuadrado (1923-1980), así como la de sus dos retoños Abel Enrique (1959-2008) y Celia María (1962-2008). Esas lacerantes heridas, localizadas en lo más profundo de su ser espiritual, jamás cicatrizarían, aunque no influyeron —en modo alguno— en su fecundo quehacer profesional y revolucionario. 

Una vez finalizado el elogio correspondiente, varios de los participantes, quienes lo conocieron y compartieron responsabilidades con el doctor Armando Hart Dávalos en los ministerios de Educación y Cultura, en el Buró Político y en el CC del PCC, así como en el parlamento cubano, relataron anécdotas relacionadas con la vida y la obra de uno de los más preclaros pensadores que ha tenido, y tiene, la Revolución de los Girasoles, como la calificara la Heroína del Moncada y la Sierra, Haydee Santamaría Cuadrado.