La Bella Cubana perdura

La Bella Cubana perdura

Etiquetas: 
Asociación de Música de la UNEAC, La Bella Cubana
  • Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
    Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
  • Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
    Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
  • Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
    Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
  • Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
    Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
  • Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón
    Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Fotos: Luis Bruzón

Durante 18 años, La Bella Cubana se ha mantenido para beneplácito de todos. Dedicado durante todo este tiempo a la valoración de la labor de las mujeres en la esfera musical, ha sido una ganancia en cuanto a las propuestas y la promoción de todas aquellas féminas que tanto han dado por la cultura cubana.

En palabras de su creadora y presentadora, la M.Sc. Alicia Valdés Cantero, vicepresidenta de la Asociación de Música de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), las mujeres en la música constituyen un universo grandísimo, y es por ello que merecen una especial atención.

La velada, bautizada por la lluvia, resultó una tarde singular porque en esta ocasión estuvo dedicada no a una personalidad sino a una institución, el Sindicato Nacional de trabajadores de la Cultura, que este año conmemora su aniversario 40. Por ello contó con la presencia de una invitada especial, Nereida López Labrada, secretaria general del Sindicato Nacional de trabajadores de la Cultura.

Citando las palabras de Denia García Ronda sobre la impronta de Nicolás Guillén en el panorama artístico cubano, fue reconocida la labor del Sindicato Nacional de estos trabajadores. De manos del trovador Gerardo Aldana y el periodista cultural Jorge Rivas fue entregado el diploma que lleva el nombre del Poeta Nacional.

La presidencia de la Asociación de Músicos de la UNEAC entrega este galardón al Sindicato de los trabajadores de la cultura,“por haber estimulado durante 40 años la participación dinámica y consciente de los hombres y las mujeres de la cultura, para avanzar en la defensa de la cultura y los valores identitarios que nos definen desde que nacimos como nación”.

Como en cada oportunidad, fueron dados regalos especiales, regalos espirituales, que consistieron en esta en las presentaciones de la maestra Mirtha Ruth Batista Brínguez, arpista, quien deleitó con los dulces acordes de este instrumento.

También la Cantoría Coralillo, de la Escuela Cantorum Coralina, interpretó varias canciones de Rita del Prado y Kiki Corona. Además Luis Manuel Molina interpretó una vez más temas antológicos del repertorio nacional. Por último, el coro de Daisy Bravo, estremeció la sala con sus cantos yorubas. Todo un deleite para los presentes constituyó sin dudas esta variada propuesta musical.

Para finalizar las palabras de Nereida, quien, en nombre del Sindicato nacional y provincial, agradeció este homenaje y la existencia de un espacio como este, con un espíritu laborioso y de entrega a la cultura cubana, como una de las principales armas para defender la Revolución.

Como cada tercer sábado de cada mes, tendrá lugar una nueva entrega el próximo noviembre, de vuelta a la Sala Villena de la UNEAC.