La Biblia: mucho que ver, mucho que aprender

La Biblia: mucho que ver, mucho que aprender

Etiquetas: 
Santiago de Cuba, Escritores, La Biblia, Catedral de Santiago de Cuba, Iglesia Católica, Museo de la Biblia de Estados Unidos, Dionisio Guillermo García Ibáñez
  • Daniel Arnold, director de exhibiciones del Museo de la Biblia, al centro. Fotos del autor
    Daniel Arnold, director de exhibiciones del Museo de la Biblia, al centro. Fotos del autor
  • Monseñor Dionisio Guillermo García Ibáñez. Fotos del autor
    Monseñor Dionisio Guillermo García Ibáñez. Fotos del autor
  • Norman Conrad, curador de la exposición, especialista del Museo de la Biblia. Fotos del autor
    Norman Conrad, curador de la exposición, especialista del Museo de la Biblia. Fotos del autor
  • Durante un recorrido por la exposición. Fotos del autor
    Durante un recorrido por la exposición. Fotos del autor

La Biblia el camino de Dios en el camino del hombre, es el título de la colección que este seis de febrero abre sus puertas en la Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral de Santiago de Cuba, auspiciada por el Museo de la Biblia de Estados Unidos y el Arzobispado santiaguero, donde además de otros atractivos se expondrá por primera vez en Cuba la Biblia que le regalara el padre Félix Varela a un miembro de la familia santiaguera Jambú Lefrebre y un ejemplar perteneciente a Tomás Estrada Palma, primer presidente cubano.

La muestra llega a Santiago de Cuba con la intensión de rescatar lo que significa la Biblia para el pueblo cubano, ha dicho Monseñor Dionisio Guillermo García Ibáñez, arzobispo de esta ciudad, quien otorga un profundo sentido cultural y ecuménico a la exposición y explica lo que aporta Santiago a una serie que goza de reconocimiento mundial. “Presentamos la Biblia que le regalara el padre Félix Varela a un miembro de la familia santiaguera Jambú Lefrebre y un ejemplar perteneciente a Tomás Estrada Palma, donde se lee la dedicatoria que en 1903 le hiciera la Liga Prebisteriana de Cárdenas al entonces presidente de la República. Todos conocemos lo que significa el Padre Varela para la Iglesia, para nuestro país y por tanto, consideramos que estos dos ejemplares de la Biblia son imprescindibles en nuestra historia patria. Nuestro pueblo necesita conocer la historia del texto bíblico, su contenido, su trayectoria. En Cuba la Biblia no pasó de largo, sino que llegó y echó raíces”.

Desde el 2011 el Museo de la Biblia lleva de manera itinerante, la historia de las Sagradas Escrituras por el mundo y Cuba ha sido su primer destino latinoamericano.

“La idea —argumenta Daniel Arnauld, director de exhibición del Museo— es contar la historia desde tres puntos de vista. El primero, la historia de la Biblia, cómo llegó a nosotros mediante el desarrollo de la escritura misma; luego vemos las historias que hay dentro de la Biblia, ¿qué nos dice? y por último, compartimos su impacto en la ciencia, la educación, la política, la sociedad. Es un gusto estar en Santiago de Cuba, justo en la Catedral que es sin dudas el mejor escenario posible”.

Los organizadores confirmaron que será presentado además el ECCE HOMO; considerada la primera obra pictórica de Cuba, también piezas de la Arquidiócesis de La Habana y una muestra de textos pertenecientes a Félix Varela, José Martí, y Gertrudis Gómez de Avellaneda, entre otros intelectuales cubanos que tuvieron que ver con las sagradas escrituras.

“En realidad hay mucho que ver y mucho que aprender —dice Norman Conrad, curador del Museo de la Biblia—. Aquí encontrarán los primeros trabajos completos de Bartolomé de las Casas, también un documento firmado por la reina Isabel y los libros de la primera edición de la Biblia editados en español. Creo que se quedarán fascinados con la reproducción de la imprenta de Gutenberg y otras muchas historias”.

La Biblia el camino de Dios en el camino del hombre es patrocinada por el Museo de la Biblia de Estados Unidos, el Arzobispado de Santiago de Cuba, la American Bible Society y la Oficina del Conservador de la Ciudad. Abrirá sus puertas en esta urbe cubana el próximo sábado seis de febrero con una velada cultural en el atrio de la Catedral santiaguera, donde se prevé participen el coro Orfeón Santiago y otros solistas y artistas de la ciudad.