La historia de África en la prensa cubana

La historia de África en la prensa cubana

Etiquetas: 
Escritores, UNEAC, África
  • Invitación.
    Invitación.

Hechos de la historia de África en la prensa cubana de los siglos XIX y XX. La conferencia de Berlín (1884-1885), es el título del tema desarrollado este miércoles, en la sala Villena de la UNEAC, como parte del ciclo de conferencias Ámbitos de las culturas africanas contemporáneas, que auspicia la Asociación de Escritores de esta cincuentenaria institución.

La actividad se estructuró en forma de panel, moderado por el escritor, investigador y bibliotecario, Tomás Fernández Robaina, e integrado por el doctor Sánchez Porro, profesor titular de la Universidad de La Habana, y el cineasta Walterio Lord.

Fernández Robaina explicó, en apretada síntesis, cuál fue la motivación fundamental que le aguijoneó el intelecto para organizar y llevar a la praxis ese ciclo de conferencias sobre los hechos de la historia de África registrados en la prensa insular de los siglos XIX y XX y cómo el Diario de la Marina y La Tarde, entre otras publicaciones periódicas, reseñaron los principales acontecimientos ocurridos en el seno de la Conferencia de Berlín, que tuvo lugar —en esa capital europea— entre 1884 y 1885.

Por otra parte, los ponentes se refirieron a las principales razones que llevaron a las potencias occidentales a celebrar dicho evento: la repartición del cuerno africano por parte de los países capitalistas del Viejo y el Nuevo Continentes. Bélgica y Portugal, por ejemplo, tenían posesiones coloniales en África, mientras el auge del desarrollo de la etapa colonial en el continente negro se extendió desde 1860 hasta los años sesenta de la pasada centuria.

Las naciones industrializadas europeas y norteñas clavaron sus ojos (léase intereses) en África. Tanto fue así, que Inglaterra firmó un convenio con Portugal para garantizar una mayor tajada en el reparto, y Estados Unidos intervino y reclamó la parte que —por derecho propio— le correspondía, preferentemente en la esfera comercial.

Según los disertantes, el Congo devino el tema central de la Conferencia de Berlín, donde participaron Francia, Inglaterra, España, Hungría, Rusia, Estados Unidos, Grecia y Turquía, entre otros países interesados.

El objetivo de la reunión berlinesa era resolver los problemas de diversa índole que África planteaba en aquel contexto socio-histórico. Por supuesto, todas las naciones participantes en el congreso tenían sus intereses específicos, y consecuentemente, lucharon denodadamente por hacerlos prevalecer.

Los países participantes aceptaron, en su mayoría, el «Estado Libre del Congo», así como el libre comercio en esa zona geográfica.

Entre otros temas puntuales, los panelistas esbozaron la función clave desempeñada por la Iglesia Católica en el proceso de colonización del África negra, ya que —no obstante contar con el apoyo de las potencias capitalistas— llevaron el pan de la enseñanza a un continente donde proliferaba el analfabetismo y la ignorancia; secuelas que aún persisten.

Por último, fue un criterio unánime de los expertos que la lucha contra el colonialismo exige la unidad de todas las partes interesadas. Esa es la única vía para romper las cadenas que los atan a sus respectivas metrópolis.

La cultura africana, que se integra de manera armónica al ajiaco multi-étnico que, según el sabio don Fernando Ortiz (1881-1969), alimenta la personalidad básica de ese mestizo único e irrepetible, que vive, ama, crea y sueña en nuestro archipiélago, también fue reflejada por los periódicos y revistas insulares, y analizada —desde una óptica eminentemente objetivo-subjetiva— por parte de los conferencistas.

Una vez finalizadas las intervenciones, se generó un fructífero intercambio de puntos de vista —no siempre coincidentes— entre los expositores y el público; debate que enriqueció —con creces— la línea temática desarrollada en esa ocasión.

A dicha actividad, asistieron el poeta y ensayista Alex Pausides, presidente de la asociación anfitriona, investigadores, historiadores, así como representantes de la prensa local.