La invisible historia de un director de arte

La invisible historia de un director de arte

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, arte gráfico, diseño
  • En la presentación, la doctora Norma Gálvez, su editora, hizo referencia a los principales aspectos que contiene el volumen. Fotos: Roberto Bello
    En la presentación, la doctora Norma Gálvez, su editora, hizo referencia a los principales aspectos que contiene el volumen. Fotos: Roberto Bello
  • Bien recibido por los creadores escenográficos es La verdad de lo invisible… Fotos: Roberto Bello
    Bien recibido por los creadores escenográficos es La verdad de lo invisible… Fotos: Roberto Bello
  • Diseño de cubierta por Luis Casariego Rodríguez. Fotos: Roberto Bello
    Diseño de cubierta por Luis Casariego Rodríguez. Fotos: Roberto Bello

Una importante especialidad dentro de la realización audiovisual: la dirección de arte, se ha visto reconocida en los últimos meses con la publicación de dos títulos que engrosan este contenido en Cuba, nos referimos a Memorias de un director de arte de Pedro García Espinosa (Ediciones ICAIC, 2016) y ahora La verdad de lo invisible. Vivencias de un director de arte de Luis Lacosta, que sale a la luz por la Editorial En Vivo del Instituto Cubano de Radio y Television (ICRT).

En este último, se encuentra contada la historia de este artista y su aporte para la concepción de espacios en el cine, la televisión y el teatro cubano. Como apunta al inicio del texto: “Ejercer la profesión artística que uno ama diariamente resulta fácil, mas cuando se trata de escribir sobre ella, ya se torna complicado; trasmitir la experiencia acumulada se convierte en una necesidad; pero no es lo mismo realizar esa labor cotidiana, llena de creatividad y conocimientos técnicos, que decir cómo se hace”.

De ahí lo complejo en la realización de este libro, contar lo que se aprende y se hace casi por norma, sin uno percatarse de que ese trabajo aporta para la imagen final de una obra artística y también constituye un legado para las siguientes generaciones. Creo, ese es otra de las virtudes que posee este volumen, dejar escrito parte de la historia.

En la presentación, la doctora Norma Gálvez, su editora, hizo referencia a los principales aspectos que contiene el volumen, la manera en que está estructurado a partir de cuatro grandes capítulos donde se revelan temáticas como la escenografía, encanto de la imaginación. En un segundo capítulo referido a los recursos artísticos y su vinculación con la escenografía; el director de arte: una necesidad, constituye la tercera parte de la entrega y en la cuarta se desnuda el creador, como parte de una serie de entrevistas, donde se profundiza en los componentes que ha utilizado en su trabajo.

Se incluyen también, un Glosario de términos, de gran utilidad para especialistas o interesados en la realización audiovisual, un listado con la bibliografía revisada; el índice con los nombres de cada uno de los creadores mencionados y el listado de las obras a las cuales se hace referencia.

En sus palabras, Lacosta agradeció a los miembros del equipo de la editorial y a cada uno de los equipos de realización de programas y películas en las que ha laborado.

Dentro de su quehacer cinematográfico se cuenta con el trabajo desplegado en La primera carga al machete, El hombre de Maisinicú, Los días del agua, Retrato de Teresa, entre otras. Para la televisión ha diseñado la escenografía de programas como Melodías de ayer y de hoy, Contacto y La Diferencia.

La presentación de La verdad de lo invisible… también motivó el agradecimiento de los presentes por esta obra, su repercusión y el aporte para los jóvenes diseñadores que ahora se inician en este quehacer.