La lectura como herencia

La lectura como herencia

Etiquetas: 
Literatura, Bayamo, UNEAC
  • El joven está convencido de que los libros son y serán los mejores compañeros de la existencia humana. Foto de la autora
    El joven está convencido de que los libros son y serán los mejores compañeros de la existencia humana. Foto de la autora

Con cinco lustros de vida, no es un joven viejo como algunos pudieran parecerles. Se sabe moderno, no está pasado de moda, apuesta por los libros y se acoge desde hace más de cuatro años a los beneficios del trabajo por cuenta propia, en su casa, del bayamés reparto Camilo Cienfuegos, como vendedor comprador de libros de uso y raros.

Luis Gabriel Suárez Muñoz encuentra la satisfacción personal y profesional entre pergaminos, letras, palabras y profundas enseñanzas que le transmiten sus padres los poetas y prestigiosos intelectuales cubanos Luis Carlos Suárez y Lucía Muñoz.

El joven está convencido de que los libros son y serán los mejores compañeros de la existencia humana, aunque no rechaza las prestaciones de la tecnología digital: teléfonos, tabletas inteligentes y computadores con aplicaciones que permiten leer y almacenar libros.

Está seguro de que su actual desempeño no le proporcionará abundantes bienes materiales, sin embargo se conforma con la superación constante, y la posibilidad de proyectos de promoción cultural que comparte con sus padres y que les da una gran alegría diaria.

Acento es el nombre del proyecto común, que comprende la librería y actividades comunitarias en el reparto donde viven. Y que tuvo un lugar especial en la última Feria del Libro y la Literatura en Bayamo, al concedérsele lugar en el standde usos y raros.

El rescate de libros, en especial esos buscados por la gente para estudiar o entretener, ya que algunos en la isla no tienen la oportuna reedición que merecen, ocupan la mayor parte de su tiempo. Con destreza de artesano los encuaderna y conserva para que queden como nuevos.

Con enorme paciencia los higieniza, les compone las páginas y la cubierta y por dura que difícil la faena de rescate y los gastos en que incurra, siempre les pondrá módicos precios.

La escritura en versos o en prosa le es familiar, tiene en su haber cuentos y poesías. Es egresado del taller de formación literaria Onelio Jorge Cardoso en la capital del país, con excelentes calificaciones y nuevos proyectos para escribir, pero lo que más le atrae es la promoción de la lectura, el intercambio diario con los lectores, orientar buenos caminos literarios, ayudar a encontrar libros a las personas que a diario acuden a su casa, incluso en otras provincias.

En la librería Acento, abierta desde la mañana hasta pasado el mediodía, orienta, conversa, anima a los menos experimentados en la aventura de leer a hacerlo con mejores obras donde recomienda sin imponer, forman parte del diario de Luis Gabriel, que incorpora además la guitarra y el canto coral a sus preferencias, aunque recalca que los libros y la lectura están primero.