La maka. Un espacio para la palabra cimarrona

La maka. Un espacio para la palabra cimarrona

Etiquetas: 
Escritores, La Maka, sala Villena, UNEAC, Rogelio Martínez Furé
  • Rogelio Martínez Furé con su voz melodiosa y firme como un machete cimarrón nos descifra lo inexplicable.
    Rogelio Martínez Furé con su voz melodiosa y firme como un machete cimarrón nos descifra lo inexplicable.

“Rogelio Martínez Furé es más que un sabio. Es un maestro en esa difícil misión de cuidar las llamas de la memoria. Adalid, griot, gurú de los caminos, recolector paciente de la savia que nos salva de las perdiciones. Auténtico y feraz en sus asertos, sencillo y noble en el trato. Hombre común e iluminado al mismo tiempo. Perseverante y fiel como la sangre misma. Su voz es como un río tempestuoso y dulce que hiere el aire, saeta que viaja desde su garganta de golpes ancestrales hasta la diana que late en el pecho del destino. Y nosotros somos el destino. Furé es un puntal del templo de todos. Cuando dice sus versos es el tamtam del tronco ahuecado con el fuego, cuando dice sus cantos es como un dolor que se transforma en luz omnipotente. Nada le es ajeno ni extraño en el reino de los hombres. Para él, todo tiene explicación en los lejanos tiempos donde nació la luz del fuego. Hay una ruta trazada desde entonces”.

La última edición de la Maka valida sin duda alguna estos asertos. A pesar de la lluvia, los fieles se dieron cita el pasado viernes en la sala Villena de la Uneac. Y allí se corearon los cantos del maestro y se escuchó, como otras veces, una suerte de conferencia magistral de Furé enlazando estos tiempos con los otros, estos sucesos con los otros, estos sueños con los otros.

Habló sobre las raíces, lo diverso, lo ético, lo convergente: la salvaguarda del patrimonio humano. Recordó la muerte de Juana de Orleans también un 30 de mayo de 1431. Furé alertó sobre la necesidad de conocer la verdad verdadera de la Historia y aseguró que es la oralidad ancestral el camino de esa verdad.

Coincidiendo con la Cumbre de la Asociación de Estados Caribeños la Maka sirvió para releer capítulos de su libro Diálogo imaginario con el folclor, publicado hace treinta años donde reflejaba el sentido de pertenencia caribeña y dejaba claros los conceptos de nuestra natural integración a esa civilización antillana.

Ana maría Luján, su invitada en esta ocasión habló de la revista Zunzún en el acercamiento de los niños a los valores fundamentales de la patria y la Historia.

Y todo en un jolgorio donde su voz melodiosa y firme como un machete cimarrón desbroza los caminos del mañana.