La producción simbólica dentro del proceso ontogenético

La producción simbólica dentro del proceso ontogenético

Etiquetas: 
Plásticos, artes plásticas, fotografía, pintura cubana
  • La exposición Zonas de silencio confluye el arte con el excelente paladar gastronómico de El Templete, que podrá apreciarse hasta el mes de mayo.
    La exposición Zonas de silencio confluye el arte con el excelente paladar gastronómico de El Templete, que podrá apreciarse hasta el mes de mayo.
  • Cada pieza expuesta funciona como un signo, el conjunto de todas ellas forman un código común de carácter epocal.
    Cada pieza expuesta funciona como un signo, el conjunto de todas ellas forman un código común de carácter epocal.
  • La exposición Zonas de silencio confluye el arte con el excelente paladar gastronómico de El Templete, que podrá apreciarse hasta mes de mayo.
    La exposición Zonas de silencio confluye el arte con el excelente paladar gastronómico de El Templete, que podrá apreciarse hasta mes de mayo.
  • De la serie Introspección 2015, el artista re-presenta la perspectiva desdibujando los contornos de los objetos, logrado a través de la impresión digital sobre espejo.
    De la serie Introspección 2015, el artista re-presenta la perspectiva desdibujando los contornos de los objetos, logrado a través de la impresión digital sobre espejo.

Zonas de silencio, es una exposición colectiva de los artistas visuales Yanet Santana, Carlos Becerra, Sergio Marrero, Raciel del Amo Medina y Carlos René Aguilera, inaugurada a inicios del mes de febrero en el restaurante El Templete, ubicado en La Habana Vieja, exposición que se encontrará para el deleite del público hasta el mes de mayo. La curaduría estuvo a cargo de la crítica y promotora cultural Estela Ferrer. El centro de atención de la muestra está en el contexto social entendido como sistema de influencia, que se expresa en los procesos psíquicos del sujeto con una manifestación directa e indirecta en la dimensión comportamental. Cada pieza expuesta funciona como un signo, el conjunto de todas ellas forman un código común de carácter epocal, que toman como referente al contexto cultural. El lenguaje estético empleado por los creadores representan conceptos insertados dentro de la dimensión experencial de los individuos, es decir el lenguaje estético es la producción simbólica, representativa de la evolución del ser social.  Paralelamente, las concepciones, representaciones, ideas, teorías políticas, jurídicas, éticas y estéticas, conforman lo que denominamos conciencia social.

En la exposición resulta innegable la pluralidad y coexistencia de diferentes expresiones individuales-artísticas resultado de la realidad concreta. Consciente e inconscientemente, al sujeto se le atribuye la característica de ser portador del cambio potencial a nivel social, concebido como macro-sistema. La re-definición y expansión de la obra de arte tributa a los presupuestos básicos que rigen la actividad de los artistas participantes. El arte es una expresión de la organización estructural y funcional de la sociedad, revelando su condición actual y sus aspiraciones. Tal es el caso del fotógrafo Carlos Becerra, La Habana, 1987, quien participa con una obra que pertenece a la serie Introspección, 2015. En dicha pieza se re-presenta la perspectiva desdibujando ligeramente los contornos de los objetos, logrado a través de la impresión digital sobre espejo, y del contraste entre luces y sombras, que acentúa el volumen para provocar la sensación de movimiento en el individuo/espectador. Como parte de una composición fotográfica asimétrica, se sugieren líneas diagonales, horizontales y verticales, elemento creador de un espacio sensible y dinámico que aproxima el discurso estético al individuo/espectador. En la obra analizada las actitudes estéticas del individuo/artista son el producto de la realidad circundante. El arte es entonces, una aprehensión artística del entorno social, en una vinculación directa con el ser social, que contiene las relaciones estéticas.   

Sin duda alguna, el individuo/artista asimila y re-elabora el objeto del arte(la vida en toda su diversidad) en una forma específica del reflejo: en imágenes artísticas que conforman una unidad en recíproca interacción, de lo sensorial y lo lógico, de lo individual y lo grupal, del fenómeno y la esencia.