La Sorpresa de Zaida del Río

La Sorpresa de Zaida del Río

Etiquetas: 
: Plásticos, Villa Clara, exposición
  • Son 21 lienzos de gran tamaño que son como un regalo que la artista hace a Villa Clara, su provincia natal. Foto del autor
    Son 21 lienzos de gran tamaño que son como un regalo que la artista hace a Villa Clara, su provincia natal. Foto del autor

En la Galería de las Artes Visuales de Santa Clara se exhibe la exposición personal de la pintora Zaida del Río, muestra que la artista tituló Todo empezó en la sorpresa, inspirada en la frase de una canción del trovador y poeta  Silvio Rodríguez y que ella deriva en lo pictórico, en la figura humana.

Son 21 lienzos de gran tamaño que son como un regalo que la artista hace a Villa Clara, su provincia natal y en los que por vez primera incluye la figura masculina en medio de la imaginería de foresta, aves y mujeres que tanto han marcado la obra de Zaida.

Como siempre parten de la figura humana y de ese universo de relaciones entre las personas y entre ellas con su entorno natural aunque ahora hay algunos cambios en los fondos algunos un poco más expresionistas y otros más cercanos al dibujo.

La artista planea llevar  este mismo año la muestra a escenarios de los Estados Unidos y a Madrid aunque reconoce que su sueño más recurrente es hacer una escultura en bronce u otro material perdurable para colocarla en un sitio de la ciudad de Santa Clara donde ya hizo un bello mural en la entrada de la Biblioteca Provincial Martí.

Todo empezó en la sorpresa constituye una muestra que atrae al espectador por su visualidad, el gran formato, la combinación de tonos y colores y en su apertura logró también el roce con la poesía y con diversas expresiones de la música.

Dice Zaida que una de las satisfacciones que ha recibido en la apertura es que varias de las obras pictóricas fueron impresas con poemas de libros de autores cubanos y recuerda que aunque de ella lo más conocido es su obra pictórica ella también escribe poesía y tiene una voz en otras expresiones del arte.