La subjetividad abstracta de Karell Maldonado

La subjetividad abstracta de Karell Maldonado

Etiquetas: 
exposición. Holguín
  • Obra de El síndrome de Asperger, exposición de Karell Maldonado O'Ryan. Foto Kevin Manuel Noya
    Obra de El síndrome de Asperger, exposición de Karell Maldonado O'Ryan. Foto Kevin Manuel Noya

Como parte de la jornada de celebraciones por el 80 aniversario del Teatro Comandante Eddy Suñol quedó inaugurada en la galería Los pasos, la exposición personal El síndrome de Asperger, del artista plástico y diseñador Karell Maldonado O'Ryan.

Karell Maldonado O'Ryan (Holguín, 1979) es un diseñador de experiencia y galardones, sobre todo en la rama del diseño teatral, pero también un atractivo y perspicaz artista plástico.

El diseño como prefiguración, como aquello “por venir”. Dibujo, designio, según su raíz italiana. La pintura como libertad, abstracción, representación sensorial y cognoscitiva. ¿Primero fueron las artes visuales y después el diseño? ¿Al revés? ¿Todo se complementa? Estos aspectos sobrevuelan su exposición personal El síndrome de Asperger, apoyados en las posibilidades subjetivas y espontáneas del expresionismo abstracto y la action painting. Hay movimiento, velocidad, energía… en cada una de estas obras que remiten –desde el nombre mismo de la muestra– al conjunto de problemas mentales y conductuales que forma parte de los trastornos del espectro autista.

Graduado en la holguinera Academia Profesional de Artes El Alba en 1999; licenciado en Educación de Artes Plásticas en el Instituto Superior Pedagógico José de La Luz y Caballero en 2005, Karell Maldonado fue evaluado, también, como Diseñador de escenografía, de vestuario y muñecos, por el Consejo Nacional de las Artes Escénicas en 2015.

Ha realizado varias exposiciones personales y colectivas. Además, el diseño general de varias obras, principalmente para el Teatro Guiñol de Holguín, desde Titiriteros, contando y cantando, en 1999, hasta la reciente La cigarra (2018), pasando por clásicos del Guiñol holguinero, como Historia de una muñeca abandonada, La calle de los fantasmas, por la que mereció el Premio Nacional de Diseño de Teatro Infantil en el 9no. Festival Nacional de Teatro de Camagüey en 2002, Un día de fiesta¸ Sancho Panza en la Ínsula Barataria¸ El ogrito, Galápago, Payasoñar¸ Ruandi, Silencio Orgánico, entre otros.