Laboratorio de escritura con un poeta de múltiples afluencias

Laboratorio de escritura con un poeta de múltiples afluencias

Etiquetas: 
Escritores, Centro Cultural Cubapoesía, poesía
  • Encuentro con Rober Hass bajo la conducción del poeta e investigador Victor Fowler. Foto del autor
    Encuentro con Rober Hass bajo la conducción del poeta e investigador Victor Fowler. Foto del autor

¿La poesía? Un estremecimiento; un olor de caballos en el agua; algo que estalla dentro de tu cerebro; un grupo de preguntas en busca de respuestas. Fueron juicios que pudimos atesorar, en el laboratorio poético protagonizado por Rober Hass como invitado especial y la conducción del poeta e investigador Victor Fowler.

Entre Whitman, Vallejo, Emily Dickinson, Pound, Neruda, Li Tai Po, Nâzım Hikmet, Tranströmer, Czesław Miłosz y otros muchos grandes de las letras, se fue revelando el universo creativo del escritor californiano, ante un auditorio que, por poco más de dos horas, compartió con él la mañana de este martes 11 de julio, y quedará para la historia literaria de la Isla, como uno de los momentos memorables protagonizados en la segunda decena del siglo XXI.

Luego de agradecer reiteradamente por la posibilidad de estar en Cuba en este Primer Festival Itinerante Nuestra América, Robert, interrogó a varios de los poetas sobre la obra de los jóvenes y clásicos creadores de la isla caribeña y sobre los niveles de asimilación de la lectura de poesía por el público cubano. Además de comentar sobre los trabajos que durante muchos años ha desarrollado en los talleres de creación, a fin de acercar el arte a los distintos públicos, a los espacios donde habitualmente los poetas no van.

Por su vasta experiencia de creación y de luchas sociales, cree que el mundo está compuesto por países donde los poetas tienen libertad pero no influencia y otras naciones donde los bardos tienen influencia pero no libertad. En esos espacios toda acción creativa o de lucha, hasta las sin sentido, tiene importancia para su vida literaria y social. Ya que la poesía no es nada en especifico, sino una combinación de distintos elementos que llegan a través de sus creadores al papel escrito, independientemente de ideologías o credos religiosos.

Casi al mediodía, cuatro poemas, encabezados por el clásico Rusia en 1931, pusieron término al diálogo que está quinta sección del laboratorio poético fomentó, ahora desde las jornadas de Festival Itinerante Nuestra América. El puente, no obstante, solo alzo sus líneas temporalmente, pues en la sede del Liceo Literario de La Habana, en la Casa del Márquez de Arcos de la Oficina del Historiador, sede de la Casa de la Poesía, se retomaron los intercambios contando entonces con escritores de la talla de Roberto Méndez, miembro de la Academia Cubana de la Lengua, Roberto Manzano y Soleida Ríos, distinguidos los tres, con el Premio Nicolás Guillén de Poesía, junto a la delegación de creadores y docentes que coordina el poeta Narlan Matos.