Las cabezas coronas en el centro cultural CubaPoesía

Las cabezas coronas en el centro cultural CubaPoesía

Etiquetas: 
Cubapoesía, documental
  • Norma Guillard, psicóloga y alfabetizadora protagonista de Maestra, y Catherine Murphy, realizadora del documental. Foto del autor
    Norma Guillard, psicóloga y alfabetizadora protagonista de Maestra, y Catherine Murphy, realizadora del documental. Foto del autor

Inicia el Club del Espendrú, un nuevo espacio para la reconstrucción de la identidad y la memoria nacional. Desde el Centro CubaPoesía en el barrio de Callo Hueso en Centro Habana, los gestores del Club proponen un encuentro semanal, en la tarde del jueves como inicio de un proceso de de nueva alfabetización cultural.

Para este primer encuentro más de medio centenar de invitados concurrieron para, a partir de la proyección del documental Maestra de Catherine  Murphy, homenajear a todas las alfabetizadoras que ayudaron a la creación de una nueva sociedad instruida, en los convulsos años 60, en los primeros pasos de la naciente Revolución Cubana.

Roberto Zurbano agradeció a nombre del Club, la presencia de la realizadora y varias de las protagonistas de este documental, y conminó a los presentes al necesario diálogo para solventar las opiniones encontradas sobre los temas que nos preocupan y nos ocupan. Según destacó, este proyecto tiene la vocación de servir, algo que debería extenderse a otros ámbitos de la vida social pues, solo así, se logrará el avance y el cambio que nuestro mundo necesita.

Tras la puesta del documental, el público comenzó preguntó Norma Guillard –psicóloga y alfabetizadora protagonista de Maestra— y a Catherine Murphy, sobre los procesos vividos en la realización y puesta del material en Cuba y los Estados Unidos. Lo que la documentalista  narró cómo recorrió la Isla, haciendo más de un centenar de entrevistas a mujeres que participaron en ese importante proceso de la revolución, algo que, según sus palabras, debe tomarse como ejemplo en su país.

Para Norma fue un placer ver las reacciones de las personas que se ven reflejadas en el documental o que aprenden y descubren todo lo que de especial tuvo el año 61 para la educación de la nueva sociedad. Al final del encuentro se hizo miembro de honor del Club del Espendrú a esta mujer, una eterna educadora, al decir de la mayoría de los participantes en este primer encuentro de las Cabezas Cornadas. 

El aula ya abre sus puertas, están todos invitados para próximos jueves en 25 esquina a Hospital, muy cerca de la rampa capitalina.