Las trampas de Hugo Chinea

Las trampas de Hugo Chinea

Etiquetas: 
Escritores, jueves literario, sala Caracol, literatura cubana
  • Las trampas del tiempo del narrador y periodista Hugo Chinea presentada en la sala Caracol. Fotos Luis Bruzón
    Las trampas del tiempo del narrador y periodista Hugo Chinea presentada en la sala Caracol. Fotos Luis Bruzón
  • Hugo Chinea. Fotos Luis Bruzón
    Hugo Chinea. Fotos Luis Bruzón
  • Hugo Chinea junto a Luis Toledo. Fotos Luis Bruzón
    Hugo Chinea junto a Luis Toledo. Fotos Luis Bruzón

Las trampas del tiempo, la última novela publicada del narrador y periodista Hugo Chinea, fue presentado este jueves en la sala Caracol de la UNEAC con la presencia de parte del equipo implicado en la realización de la novela, publicada bajo el sello de la Editorial Capitán San Luis.

Presentada por el doctor Luis Toledo Sande, Las trampas del tiempo narra una época histórica de la Revolución Cubana combinada con la ficción que todo escritor de policíaco debe tener. Resulta un acabado dramático logrado tras mucho tiempo de investigación de una guerra poco conocida allá por diciembre de 1965.

Respecto a la historia –tan atrayente por su combinación de pasado, amor y sexo– el propio Chinea expresa en su libro:

“Lo que realmente provocó mi interés por esta historia fue el descubrimiento de documentos clave (…) Ese singular mundo de instintos, inteligencia y muerte, de claros y de oscuros, me involucró entonces en su turbulencia para escribir esta novela”.

Durante la presentación el diseñador de la obra, Jorge Martell, expresó que siempre que tiene un proyecto literario entre sus manos lo lee completo, y que esta novela la había leído tres veces por su carga emocional; esencia que intentó captar con las “misteriosas imágenes que aparecen en la cubierta que es magnificada cuando se va leyendo cada página de la novela”.

Para finalizar Hugo agradeció a la editorial y a todo su equipo de trabajo, y comentó lo gratificante del proceso de escritura de su obra en la cual tuvo la oportunidad de mezclar con fantasía la historia, unificar testimonios, descripciones y escenas de diversa índole en una sola dramaturgia cuya madeja solo termina de desenredarse hasta el final del libro.