Lo nuevo de Ediciones Caserón

Lo nuevo de Ediciones Caserón

Etiquetas: 
Escritores, Santiago de Cuba, Ediciones Caserón, Casa Dranguet, Luis Carlos Suárez, Lucía Muñoz, Mirar a Fondo, literatura cubana
  • El periplo anual de Ediciones Caserón para 2015 cerró con excelente factura en la creación y presentación de sus publicaciones. Fotos de la autora
    El periplo anual de Ediciones Caserón para 2015 cerró con excelente factura en la creación y presentación de sus publicaciones. Fotos de la autora
  • Invitados a esta celebración los escritores bayameses Luis Carlos Suárez y Lucía Muñoz, en la Casa Dranguet, de Santiago de Cuba. Fotos de la autora
    Invitados a esta celebración los escritores bayameses Luis Carlos Suárez y Lucía Muñoz, en la Casa Dranguet, de Santiago de Cuba. Fotos de la autora
  • Presentación de títulos en la Casa Dranguet, de Santiago de Cuba. Fotos de la autora
    Presentación de títulos en la Casa Dranguet, de Santiago de Cuba. Fotos de la autora
  • Rodolfo Tamayo, joven escritor y director de este sello editorial de la UNEAC, Ediciones Caserón. Fotos de la autora
    Rodolfo Tamayo, joven escritor y director de este sello editorial de la UNEAC, Ediciones Caserón. Fotos de la autora
  • El periplo anual de Ediciones Caserón para 2015 cerró con excelente factura en la creación y presentación de sus publicaciones. Fotos de la autora
    El periplo anual de Ediciones Caserón para 2015 cerró con excelente factura en la creación y presentación de sus publicaciones. Fotos de la autora

El colectivo de Ediciones Caserón cerró sus actividades este 2015 con la presentación de varios de sus títulos en la Casa Dranguet, nuevo Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cafetalero de Santiago de Cuba.

Además de la expo venta, los autores leyeron poesías, comentaron sus textos y recibieron con mucho gusto la visita de los escritores bayameses Luis Carlos Suárez y Lucía Muñoz.

Para quienes acompañamos los pasos de esta editorial, el 2015 ha sido muy intenso y con cambios visibles en la gestión de su trabajo. A los resultados nos acerca Rodolfo Tamayo, joven escritor y director de este sello editorial.

“Este año ha sido un reto. El equipo es muy joven y nos propusimos cambiar la imagen, la manera de hacer promoción, la visualidad de los propios libros de Caserón, así como la editorial”.

Con la intensión de promover el libro y sus autores, Caserón ha recorrido este año varias provincias del país y ha intercambiado con otros proyectos socioculturales de la región. ¿Es cierto que estrecharán lazos con Holguín y Guantánamo?

“Y con muchos más, si podemos. Hemos realizado las jornadas Caserón en Bayamo, Manzanillo, Tunas, Camagüey. La experiencia ha sido increíble no solo por el aumento en las ventas, sino por el intercambio, la promoción de nuestros autores y nuestros títulos. El propósito también ha sido cultural y de crecimiento. Los escritores recorrimos centros de estudios, centros de arte”.

Se han quedado muy entusiasmados para el próximo año.

“Si. De hecho tenemos pretensiones de participar en las Ferias del Libro de otras provincias, en las Romerías de Mayo en Holguín y en el 2016 se colaboraremos un espacio muy interesante que se llama Por Otras Tierras, de conjunto con la UNEAC de Holguín. Entonces, más que vender libros, lo importante es colaborar con el otro y dar a conocer a Caserón”.

Mirar a Fondo y Caserón te invita, como espacios de socialización, han marcado pautas en el trabajo de la editorial y en esa nueva imagen de la que hablas.

“Pensamos nutrir a Caserón te invita del intercambio con la UNEAC de Holguín. Esto es algo que sin dudas nos enriquecerá muchísimo y Mirar a Fondo se ha convertido en un espacio con más trascendencia de la que realmente esperábamos, no solo por los invitados, sino porque fomenta la cultura del debate y estamos aprendiendo a pensar juntos. Nos pasa que las personas que asisten nos sugieren nuevos temas, nuevos ciclos de debate y esto es valiosísimo porque a veces se hacen esfuerzos muy grandes, pero laboramos muy solos y si todos hacemos nuestras parte y nos juntamos creo que los resultados serán mucho mejores, sin dudas”.

La presentación hoy de algunos de los títulos que Caserón ha sacado a la luz este año nos hace pensar que en el 2016 continuarán apostando por temáticas y autores que validen la gran historia de Santiago de Cuba y su patrimonio. ¿Es realmente así? Coméntame qué preparan.       

“Preparamos Santiago: 9 de abril; del desaparecido Comandante Belardino Castillo. Me da gusto la próxima publicación de Autopista Cero, título con el cual Carlos Esquivel se alzó con el Premio Heredia. También esperamos vea la luz un libro muy interesante, en coordinación con el departamento de Historia del Arte de la Universidad de Oriente, se llama Pueblo de Madera y de Azúcar, de Diana Cruz. Tenemos terminado ya el número diez de la Revista Caserón, con un diseño totalmente diferente, haciendo gala de esa nueva visualidad que te explicaba. Ya está en el poligráfico El panorama narrativo de Santiago de Cuba, los 500 años del cuento en Santiago de Cuba de Pedro Minado. Y un libro que será un boom, hablo de Toques cubanos y afrocubanos del maestro Galiz, que viene con las partituras, algo novedoso porque los toques se han aprendido de manera oral y por primera vez se verán partituras. Y en el 2016 celebramos el centenario de José Soler Puig y para la ocasión presentaremos la novela El Caserón”.

A Tamayo lo acompaña un equipo muy joven compuesto por Hersson Tissert y Noel Pérez. Su trabajo fue reconocido por el proyecto Sendero de Poesía, dedicado a llevar la literatura a las barriadas santiagueras.  

Al finalizar la actividad, los escritores y asistentes recorrieron la Casa Dranguet, Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cafetalero, ubicado en una de las manzanas fundacionales del centro histórico santiaguero. Entre otros detalles conocieron del proyecto internacional Los Caminos del Café y todo el trabajo de arqueología desarrollado en la casa y en las plantaciones cafetaleras.