Los diálogos imaginarios de Wilfredo Lam y André Masson

Los diálogos imaginarios de Wilfredo Lam y André Masson

Etiquetas: 
Plásticos, Wilfredo Lam, surrealismo, André Masson, Centro de Arte Contemporáneo Wilfredo Lam
  • La piezas expuestas en La Habana por este mes de octubre de Lam y Masson muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista.
    La piezas expuestas en La Habana por este mes de octubre de Lam y Masson muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista.
  • La piezas expuestas en La Habana por este mes de octubre de Lam y Masson muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista.
    La piezas expuestas en La Habana por este mes de octubre de Lam y Masson muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista.
  • La piezas expuestas en La Habana por este mes de octubre de Lam y Masson muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista.
    La piezas expuestas en La Habana por este mes de octubre de Lam y Masson muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista.
  • La piezas expuestas en La Habana por este mes de octubre de Lam y Masson muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista.
    La piezas expuestas en La Habana por este mes de octubre de Lam y Masson muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista.

Suposiciones, surrealismos y búsquedas caracterizan la exposición masson-lam: DIÁLOGOS IMAGINARIOS recién inaugurada en la tarde de ayer 19 de octubre en el Centro de Arte Contemporáneo Wilfredo Lam y se mantendrá todo un mes y lleva este nombre en alusión a las posibles conversaciones que pudieron sustentar estos dos vanguardistas, pues se tienen referencias de sus viajes juntos y sus encuentros. ¡Cuánto de magia pudo existir en aquellos diálogos!, ante la mirada abarcadora por quienes ilustraron en su arte —con rasgos finos— lo inusitado hecho genialidad.

Las palabras de presentación estuvieron a cargo de Jorge Fernández Torres, director del centro y de Gilbert Brownstone, director de la Fundación Brownstone en París y figura clave en esta exposición, pues el proyecto fue concebido por idea suya.

La muestra está compuesta por 37 piezas de Lam en el período de 1951 hasta 1974 y por 44 grabados de Masson realizados de 1942 a 1973. Ambos artistas representan imágenes alegóricas que aluden a disímiles aspectos de la realidad: el hombre, el sexo, los animales, la naturaleza, la figura humana, entre muchas otras y a su vez desdoblan estas apariencias para proporcionar nuevos matices que según los contextos del sujeto, así será su apreciación e interpretación. Es un constante juego con la mente y las experiencias, pues sugiere indagar en nuestra psiquis para identificar —no solo a través de dibujos— el mensaje incognito de sus trazos, lo cual hacen de la exhibición su autentica legitimidad.

Tal parece que las pinturas convidan al reto de los sentidos, donde la impresión de hallarse en el limbo es indudable y puedes permanecer por horas simplemente observando los aparentes y baladíes detalles —que por momentos aíslan al espectador—para regresar con la potente carga semántica que impregnan los cuadros.

Lam, el artista cubano más universal, como muchos lo acreditan, se caracteriza por el misticismo y la representación de contenidos e iconografías procedentes de los sistemas religiosos de origen africano. Muchas de sus piezas están dotadas por colores fuertes donde arde cada figura ilustrada, la cual es símbolo de la cultura cubana y universal.

El arte de Masson resulta paradójico e inquietante, puedes observar desde matices violentos hasta la más agradable serenidad, regida por una constante sabiduría a través de trazos y colores. Ambos manifiestan el erotismo como parte de su obra, en ocasiones impactante, y revelan a viva voz esa arista del placer. Son exploradores de lo humano y muestran su visión del mundo desde su perspectiva surrealista, con la fortuna de quedar en la eternidad.